Fútbol

El Cartagena, ante una oportunidad de oro para retomar el vuelo

Los de Julián Calero quieren aprovechar el mal momento del Alcorcón, que ha despedido a su técnico

Julián Calero, en el entrenamiento de ayer del FC Cartagena. | FC CARTAGENA

Julián Calero, en el entrenamiento de ayer del FC Cartagena. | FC CARTAGENA

No hay una frase más manida en relación al deporte de la pelota. «El fútbol es un estado de ánimo». Tampoco la hay más cierta. En este juego de once contra once, la disposición mental juega un papel clave desde que se comenzó a competir. Los gritos de aliento desde la grada, los silbidos, el ‘gol psicológico’ o un fallo del delantero a puerta vacía son circunstancias que pueden cambiar la dinámica de un equipo por su impacto psíquico. Un hecho puntual se puede convertir en un punto de inflexión y eso es lo que quiere conseguir el Fútbol Club Cartagena tras la victoria del pasado sábado.

En su complicada lucha por la permanencia, el único camino del cuadro albinegro es el de sumar puntos sin mirar el nombre del rival ni su momento de forma como lo ha hecho hasta ahora. Comandado por Julián Calero, el Cartagena ha mantenido la fe y la esperanza cuando cualquier otro equipo del mundo se habría derrumbado tras los constantes golpes que ha recibido. El conjunto cartagenerista quiere retomar el vuelo en liga, donde sigue colista a pesar de su triunfo frente al Real Sporting, y sin embargo, puede ser la Copa la que le aporte un extra de motivación para el tramo final de la primera vuelta.

En los últimos tiempos, la competición del ‘K.O’ siempre ha sido motivo de celebración en la rambla de Benipila. Durante los cuatro años que lleva el Cartagena en Segunda División, sólo una vez cayó derrotado en primera ronda. La derrota contra el Pontevedra fue la puntilla para Borja Jiménez como técnico albinegro, pero los años posteriores han sido muy positivos con las visitas del Valencia en 2022 y el Villarreal en 2023. A pesar de las derrotas contra equipos de mayor entidad, el ambiente festivo del Cartagonova y la ilusión por avanzar en la competición más antigua del fútbol español fueron un estímulo importante para equipo y afición.

Ese estímulo es hoy más importante que nunca antes. El equipo necesita agarrarse a cualquier aspecto positivo para mantener la ilusión por el objetivo liguero y la segunda ronda de Copa del Rey -a pesar de ser otra competición diferente- puede ser decisivo para cambiar de dinámica. Más que por la clasificación en sí, el Cartagena afronta su partido frente al Alcorcón como una final anticipada.

Es una final para el equipo de la ciudad trimilenaria porque se encuentra en una situación límite. La salvación en liga está lejos y el curso sigue avanzando. No obstante, la victoria en la última jornada llena de moral a los albinegros en el momento perfecto. Otro triunfo sería el segundo consecutivo, un hito que aún no se ha logrado este año. Además, ganar supondría devolver la ilusión a una afición que ha sufrido más que ninguna otra en lo que llevamos de temporada.

Vencer al Alcorcón podría ser entendido también como una declaración de intenciones contra un rival directo en su estadio. En el primer enfrentamiento liguero, ambos firmaron las tablas, pero ahora puede el Cartagena hundir aún más a un equipo tocado. El conjunto alfarero acumula tres derrotas y un empate en las últimas cuatro jornadas y, como consecuencia, ha destituido a su entrenador, Fran Fernández. Otra derrota podría influir en la competición doméstica, donde el Alcorcón es el primer rival a batir para el Cartagena.

Tras el encuentro copero de segunda ronda, el Cartagena se medirá en liga sólo cuatro días más tarde, a un gigante de la categoría como el Elche. El exequipo de Gonzalo Verdú busca un ambicioso objetivo de ascenso directo desde la séptima plaza. No se puede permitir más tropiezos después de su mal inicio. Un inspirado Burgos será el último rival antes de cerrar la primera vuelta contra un rival directo como el Huesca y empezar la segunda contra otro como el Villarreal B.

Es por eso por lo que el choque copero gana aún más trascendencia en el plano anímico. El en el Santo Domingo es el último antes de un maratón de encuentros de lo más exigentes y en los que no puede fallar el cuadro de Calero si quiere seguir vivo. Aunque parezca contradictorio, la Copa de S.M El Rey puede significar un paso adelante en LaLiga Hypermotion para el conjunto albinegro.

El Elche autoriza una segunda tanda de entradas visitantes para el domingo

El desplazamiento de la afición del FC Cartagena hasta Elche para el choque liguero del próximo domingo (14.00) tuvo ciertas complicaciones a lo largo de la semana pasada. La Federación de Peñas del FC Cartagena anunció el pasado 30 de noviembre el plan de viaje y la necesidad de adquirir las entradas a través de la plataforma autorizada ‘Owqlo’, no obstante, fueron muchos peñistas los que se quedaron sin localidad a través de este canal desconocido por muchos. Como consecuencia, la FPFCCT gestionó una segunda tanda de entradas visitantes que el Elche tuvo a bien autorizar.

De esta forma, y al mismo tiempo que gestiona la reserva de plazas de autobús para cualquier aficionado albinegro sea cual sea su condición, la federación se encarga de realizar un nuevo listado de peñistas que quieren adquirir la entrada visitante para el encuentro.

La reserva de entradas, que se recogerán en las taquillas del Estadio Martínez Valero, se realizó durante el día de ayer y se llevará a cabo también hoy, sólo en horario de mañana de 10.00 a 13.00. Las personas interesadas en el pase deberán presentar su DNI y abono, acreditando su pertenencia a una peña albinegra.

Además, cualquier aficionado puede viajar en el autobús fletado por la FPFCCT. Para peñistas, el precio será de 8 euros, de 10 para abonados del FC Cartagena y de 12 para aficionados en general. La salida será sobre las 10.00 de la mañana y la vuelta a la finalización del encuentro.