Motociclismo

El repóker de Fermín Aldeguer

El murciano logra su cuarto triunfo consecutivo en el cierre de un Mundial que ha ganado Pedro Acosta

Fermín Aldeguer celebra en el podio su cuarto triunfo consecutivo y quinto de la temporada.  | BIEL ALIÑO/EFE

Fermín Aldeguer celebra en el podio su cuarto triunfo consecutivo y quinto de la temporada. | BIEL ALIÑO/EFE / dioni garcía

El murciano Fermín Aldeguer concluyó el Campeonato del Mundo de Moto2 ganando el Gran Premio de la Comunidad Valenciana con una gran demostración de pilotaje. El piloto de La Ñora, que continuará el próximo año en la categoría intermedia con el equipo Boscoscuro y dará el salto a MotoGP en 2025, logró lo que ningún piloto ha sido capaz esta campaña: ganar cuatro carreras consecutivas, un póker que nadie había logrado nadie desde Toni Elías en 2010. Si a ello le unimos que el de Boscoscuro también ganó en Silverstone, ha culminado la campaña con un repóker de triunfos. El campeón del mundo, Pedro Acosta, tuvo una actuación gris con un duodécimo puesto, pero cerró su breve etapa en la categoría con una sonrisa antes de subirse este martes a la MotoGP de KTM. Y otro dato más que da muestras de la época dorada que vive el motociclismo regional: doce de los veinte grandes premios de la categoría media este año, es decir, el 60%, los han ganado dos jóvenes nacidos en la Región de Murcia, uno en La Ñora y otro en el Puerto de Mazarrón. Además, ‘El Tiburón’ logró el título, mientras que Aldeguer agarró la tercera plaza de la clasificación general al superar a Jaxe Dixon.

Pedro Acosta, a la izquierda, con Bagnaia y Masiá, los tres campeones del mundo de este año. | BIEL ALIÑO/EFE

Pedro Acosta, a la izquierda, con Bagnaia y Masiá, los tres campeones del mundo de este año. | BIEL ALIÑO/EFE / dioni garcía

Aldeguer, partiendo desde la segunda posición de la parrilla de salida, realizaron una excelente arrancada, colocándose en la primera plaza ya en la primera curva al superar a Aron Canet, el único que fue capaz de mantener su ritmo pero que en el ecuador de la carrera en el circuito de Cheste, no tuvo más remedio que tirar la toalla y conformarse con el segundo puesto.

El murciano, que hoy estará en las pruebas de Pirelli de cara a 2024, fue incrementando la ventaja sobre el valenciano conforme iban cayendo las vueltas. A trece del final contaba con medio segundo, pero solo tres después la renta se había incrementado hasta más de dos segundos mientras que su rival por el tercer puesto en la general, Jaxe Dixon, perdía posiciones para caer a la quinta posición. Por atrás, Acosta, que llegó a ser decimocuarto, recuperó sensaciones para instalarse en la duodécima, con Ai Ogura a su rueda, y con su compañero en el Team Ajo Albert Arenas por delante.

Incertidumbre por el futuro que no le afecta

La incertidumbre por su futuro que ha vivido en las últimas semanas Aldeguer no se ha traducido en inseguridad en la pista. Todo lo contrario. Se ha mostrado intratable para sus rivales en un tramo final de curso arrasador, demostrando que en 2024 será el principal candidato para ser campeón del mundo. Desde que ganó en Silverstone, el piloto de La Ñora, que posteriormente pasó por una pequeña crisis de resultados, ha estado siempre con los mejores. Triunfó en Tailandia, Malasia y Qatar, y puso la guinda a un increíble pastel en Valencia en un circuito lleno de aficionados y con muchos murcianos en las gradas.

Además, Aldeguer se ganó estar ayer en la Gala de la FIM, en la que participan los tres primeros en cada una de las categorías al concluir tercero después de una gran remontada en la parte final de la temporada.

Caída de Martín y título de MotoGP para ‘Pecco’ Bagnaia

El español Jorge Martín acabó por los suelos con su sueño de ser campeón del mundo de MotoGP en un Gran Premio de la Comunidad Valenciana en el que venció el italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, que se alzó con el título. En apenas cinco vueltas se supo ya el nombre del campeón del mundo 2023 de MotoGP, al irse por los suelos el madrileño y contentarse el italiano con protagonizar una carrera a la defensiva que, dadas las circunstancias, incluso le permitió pelear por la victoria, la séptima de una temporada en la que suma su tercer título Mundial. El francés Johan Zarco fue segundo y el sudafricano Brad Binder, tercero. El mejor fue el madrileño fue Raúl Fernández, quinto.