El intercambio constante de golpes entre Muleño y Caravaca cayó del lado de los visitantes (3-4) en un partido muy vistoso e igualado del primer al último minuto en el que se vieron hasta siete goles.