No pudo cerrar la temporada el Águilas brindándole una victoria a su afición. Perdió el tercer partido de la temporada ante el UCAM Murcia B (0-2) en una tarde que comenzó en el Centenario El Rubial con fiesta para cerrar una temporada de ensueño, con la entrega por parte del presidente de la FFRM, José Miguel Monje Carrillo, del trofeo de Campeón del Grupo XIII de la Tercera RFEF.

A pesar de intentarlo de todas las formas posibles, el Águilas se encontró con un inspirado portero visitante Ortigosa, quien evito más de un gol de los locales. Tras unos primeros minutos con excesivo respeto entre los dos equipos, los costeros comenzaron a crear ocasiones, aunque fue antes de llegar a la media hora cuando un contragolpe visitante dirigido por Ocete era culminado por Isa Drammeh para hacer el primero del filial universitario.

El segundo acto arranco con otro gol visitante. Un error defensivo dejaba a Ocete solo ante la portería, y este no perdonaba ante Erik. No querían los costeros que se les escapara este último partido, y se fueron a por la portería visitante, pero no lograron batir a Ortigosa.

A pesar de la derrota, al final del partido continuó la fiesta. El entrenador Sebas López y los capitanes se dirigieron por la megafonía del estadio a una afición entregada a su equipo que invadió el campo para llevarse un recuerdo con sus jugadores.