El Odilo Cartagena dio ayer el primer paso para seguir vivo en el play off de ascenso a la LEB Oro. Los cartageneristas resolvieron la ida de los octavos de final frente al Bizkaia con una victoria en casa (65-63), pero tendrán que remar y mucho en el partido de vuelta si quieren colarse en los cuartos de final. Con solo dos puntos de ventaja llegarán al choque en tierras vascas, donde el próximo fin de semana se resolverá la eliminatoria al que más puntos consiga en ambos partidos.

Los cartageneros, que al descanso ganaban por hasta diecisiete puntos (47-30), dieron alas a los visitantes en el segundo tiempo.El tercer cuarto acababa con siete puntos de ventaja para los de casa, pero esa renta siguió reduciéndose, hasta el marcador final (65-63).

Al Odilo le tocará remar en la cancha del Bizkaia para seguir manteniendo el sueño de alcanzar la LEB Oro.