Las vitrinas del STV Roldán llevan sin abrirse para añadir un trofeo desde 2019, cuando las pachequeras se consagraron como campeonas de Europa. En la temporada anterior a su triunfo europeo, las chicas de Roldán trajeron a la localidad murciana el trofeo que las acreditaba como campeonas de liga. Este fin de semana Joaquín Peñaranda y sus jugadoras tienen la oportunidad de volver a abrir esas vitrinas casi cuatro años después, con la disputa de la Supercopa de España. El STV Roldán se estrenará el sábado ante el Melilla a las 14:15 horas (RTVE Play) en el pabellón Vista Alegre de la localidad gallega de Burela.

El STV Roldán tiene una oportunidad de oro este fin de semana, no solo por levantar un título, sino para darle al equipo un plus de motivación y confianza de cara a la recién iniciada segunda vuelta temporada regular, donde no está en su mejor momento. Pese a estar en buenos puestos, a punto de entrar en la zona play off, no está terminando de mostrar una imagen sólida, como la que se vio en el último tramo de la pasada campaña. Si logra llegar a la final, aunque no consiga el título pero planta cara al rival rival, también ayudará a que el equipo siga pensando que es capaz de todo y siga luchando por coronar la Primera División.

En Roldán aún sueñan con que el equipo vuelva a reinar como hizo en aquellas dos gloriosas temporadas, donde en la 2017-2018 fue campeón de Liga, y en la siguiente salió victorioso de la final del Campeonato de Europa, donde venció a uno los equipos líderes del fútbol sala femenino, el Kick Off de Milán. Un partido donde las murcianas le endosaron un 5-2 a las italianas con un triplete de la capitana Mayte Mateo.

El STV Roldán llega a la Supercopa tras un resultado amargo, un empate la jornada pasada ante Ourense en casa, donde las pachequeras cedieron un punto en la segunda mitad. La escuadra de Joaquín Peñaranda logró marcharse al descanso con un marcador muy favorable a su favor, pero en la segunda mitad bajó la guardia y en los primeros compases, las visitantes recortaron distancias y se pusieron a tan solo un gol de distancia, para a falta de 8 segundos para la conclusión del encuentro, conseguir el gol que le otorgaba un punto. El Roldán vio dejar escapar dos valiosos puntos.

Mirando a la Supercopa, el STV Roldán tendrá que trabajar duro si quiere conquistarla. Su rival en la semifinal es el Melilla Torreblanca, que llega a esta competición ocupando la cuarta plaza de la liga con 34 puntos, y habiendo vencido al Leganés por 5-4, donde las melillenses sufrieron, pero consiguieron ser letales una vez más y llevarse los 3 puntos. Con la brasileña Amandinha como máxima referencia, la considerada mejor jugadora del mundo, las melillenses quieren evitar otra final del conjunto pachequero.

En la otra eliminatoria se encuentran los dos grandes líderes del fútbol sala femenino español, Burela y Atlético Navalcarnero (12.00 horas, Teledeporte). Futsi, el líder de la liga, que llega al encuentro tras una contundente victoria por 5-2 ante Telde, y siendo líder en solitario con 48 puntos, con cinco de renta sobre las gallegas, que vienen motivadísimas tras su aplastante triunfo ante el Rayo Majadahonda, donde metió ocho goles a las madrileñas. Será un partido de alto nivel por parte de ambas escuadras y de ahí saldrá la primera finalista.

El STV Roldán no teme a nada y está dispuesto a sufrir para llevarse el título de supercampeona de España. Para ello tendrá que eliminar al Melilla el sábado y jugar el domingo una final que dará comienzo a las doce de la mañana y será ofrecida por Teledeporte.