Otra oportunidad desaprovechada del UCAM Murcia para dar un golpe sobre la mesa. Y ya van unas cuantas en lo que va de curso. Cada semana se espera una reacción de los universitarios, esperando una escalada clasificatoria que nunca llega. Ante el Recre, tenían un partido en la que se mezclaban muchos ingredientes para ello, pero en la que volvieron a deambular sin premio alguno (0-0). Comenzó bien el equipo de Jorge Romero, pero con el paso de los minutos se fue decantando la balanza hacia un Recreativo que, sin dar la sensación de estar al cien por cien, supo manejar los tiempos del partido y no sufrir para mantener su portería a cero. La tuvo Pito Camacho en el último minuto de partido, pero una mano de Gálvez impidió una triunfo que habría supuesto más que tres puntos.

Los universitarios tenían una gran oportunidad de dar un golpe sobre la mesa ante uno de los mejores equipos de Grupo IV. Tenían el desafío de hacer bueno el punto en El Pitín y de empezar a recortar ya de forma seria puntos con la cabeza de la clasificación, pues de momento, se ha mostrado como un equipo tremendamente irregular que no ha conseguido una gran racha de resultados consecutivos.

No iba a ser fácil. El Recreativo de Huelva era el tercer mejor visitante y tenía la obligación de ganar para no perder la estela del Antequera, que ayer siguió metiendo brecha de por medio y es más líder aún.

El UCAM Murcia, sabedor de que era un partido clave para sus intereses, comenzó el partido con una marcha más que el Recreativo de Huelva. Los primeros cinco minutos de partido fueron un monólogo en la posesión y tuvo dos remates, de Manu Ramírez y Salazar, que no acabaron en gol. Pasaron los minutos y los universitarios seguían dominando el esférico, aunque es cierto que ya no conseguían llegar con tanta facilidad al área. Corrigió el Recre e igualó fuerzas. Quince minutos le duró la caraja, porque a partir de ese momento la igualdad era la tónica dominante.

El plan de Abel Gómez era claro. Quería buscar la espalda de Yasser a toda costa con desmarques de Peter, el jugador más rápido del cuadro onubense. Y lo cierto es que el fuera de juego impidió en más de una ocasión que se plantara solo ante Pau Torres, pero a poco que saliera una, el UCAM iba a estar en problemas. Afortunadamente para los intereses murcianos, no salió.

De todas formas, el Recreativo de Huelva fue de menos a más hasta hacerse dueño del partido por momentos. La defensa, comandada por un gran Rubén Serrano, no sufría. El centro del campo ordenaba y bloqueaba el ataque rival. Y en ataque, poco necesitaba para hacer daño, aunque la zaga universitaria estuvo a gran nivel durante los primeros 45 minutos. La más clara vino de un centro lateral en el que Javi Ramírez estuvo muy atento para tapar el disparo de Peter. Fue un corte salvador, pues era gol casi al cien por cien.

El UCAM volvió a pisar el acelerador en la recta final, con un disparo de Chumbi que se fue fuera por poco y otro de Edu Oriol, que atajó Gálvez sin mayores problemas. El aguileño fue el más voluntarioso de la primera mitad, pero le llegaron pocos balones.

El Recre comienza con fuerza

A pesar de que el UCAM Murcia terminó la primera mitad llegando a puerta rival, el Recreativo de Huelva comenzó con una marcha más que los universitarios. De hecho, en los primeros cinco minutos, tuvo dos acercamientos muy claros. El primero, un disparo de Iago Díaz que despejó con una gran parada Pau Torres. Era el primer aviso. El segundo, un centro por la izquierda mal defendido al que también se anticipó el arquero.

El cuadro universitario tuvo que subir las líneas de presión para intentar frenar un poco el dominio inicial del Recre. Logró frenar las llegadas, pero no consiguió quitarle la pelota al Recre, tan solo en algún tramo concreto.

El ritmo del partido decayó, con nulo protagonismo para las delanteras y las defensas. La pelota iba de un lado del centro del campo a otro sin mucho sentido. Por momentos pareció que el empate a cero contentaba a los dos equipos, pues ninguno se decidió a subir el ritmo con muy poco ritmo.

Agitó Jorge Romero el banquillo metiendo a José Fran primero y después a Pito Camacho, Samu Mayo y David Luna del tirón a falta de un cuarto de hora para el final. De poco sirvió, pues el espectáculo que se estaba viendo no cambió.

Jugó el UCAM Murcia los últimos minutos como si fuera ganando 3-0 y como si fueran los que están arriba en la clasificación, mimetizados con una grada que parece que va al teatro en vez de a un partido de fútbol. Más de 1.000 personas asistieron al BeSoccer La Condomina, pero lo cierto es que los 50 del Recreativo hicieron más ruido.

Tuvo una última ocasión el UCAM Murcia ya en el descuento. Fue la única para ellos en la segunda parte y la más clara. José Fran centró con su pierna izquierda. Pito Camacho leyó el desmarque a la perfección y cabeceó a la escuadra, pero una mano salvadora de Gálvez frenó el gol universitario.

En definitiva, poca presión y pocas ansias por ganar tuvieron los de Jorge Romero para lo clave que era el partido. Suponía dar un paso de gigante en lo anímico y en la clasificación, pero no supieron aprovecharlo. Otra semana más que pasa sin la esperada reacción universitaria. De momento, naufraga sin pena ni gloria por la cuarta categoría del fútbol español.