El STV Roldán cae derrotado en Galicia (2-0). El encuentro tuvo un dominador claro, Poio Pescamar puso contra las cuerdas al conjunto murciano que se vio sobrepasado en el primer tiempo, donde las gallegas pusieron una presión alta, imposibilitando la salida de balón de las murcianas. El primer tiempo acabó con empate, fue en la segunda mitad cuando vimos los dos únicos goles del encuentro. Después de varias acciones muy peligrosas por parte de las gallegas llegó el primer tanto de Dani Souza, y después aprovechó el juego de cinco del STV Roldán y la portera Sandra Buzón anotó el segundo y último gol del encuentro.

El encuentro comenzó con posesión para las locales, quienes tuvieron la primera ocasión del partido, tras el saque inicial. Nada más dar el primer toque al balón, lo colgaron al área roldanense, donde estaba Marta López, que, tras un rechace, encontró el segundo palo vacío, debido a que a salió a tapar una primera internada. El balón salió despejado por la defensa pachequera.

En los primeros veinte minutos, no se dieron ocasiones de mucho peligro, lo que si se vio fue un Roldán sufriendo, sobre todo en la salida de balón, ya que las gallegas salieron a presionar muy alto, impidiendo el juego de la escuadra roldanense, que por momentos se vio en muchos apuros, pero por suerte Almudena estuvo, una vez más, impecable en el marco y consiguió evitar cualquier amenaza de Poio Pescamar.

Las ocasiones más claras del encuentro las tuvo Poio. A punto estuvieron de ponerse por delante, pero perdonaron, se confiaron demasiado y no vieron que llegaba Consuelo Campoy como un tren para sacar la bola. Laura Uña salió con el balón conducido desde su área, en una contra que básicamente era un dos para uno, ya que también acompañaba Marta. Laura estuvo lenta para dar el pase a su compañera, que cunado esta chutó ya estaba el pie de Consuelo para mandar el balón al saque de esquina. Poio tuvo el 1-0 en sus botas.

Tras esa gran acción de las gallegas, tuvieron otra muy buena llegada, a través de Ana Escribano. El técnico Joaquín Peñaranda, viendo como estaba más cerca el gol de las locales que el de sus jugadoras, decidió pedir tiempo muerto, para meter piernas frescas y dar algunas instrucciones. Tras la reanudación del encuentro el STV se le vio más concentrado y llegando con mayor facilidad.

El encuentro no dio tiempo para más y se acabó el primer tiempo con el mismo resultado que con el que se empezó. Ambos equipos se marcharon a los vestuarios.

La segunda mitad comenzó de la misma dinámica que en los primeros 20 minutos, dominio completo de Poio Pescamar. El STV Roldán intentaba crear peligro con contrataques rápidos, pero la defensa gallega estuvo muy sólida y no permitió que los ataques pachequeros acabasen en el primer gol del encuentro.

Poio Pescamar tuvo una ocasión muy clara para ponerse por delante, pero Laura Fernández se puso en medio y tapó el disparo. Rocío Gómez colgó un balón al área al área, Almudena salió, pero no pudo blocarla y salió despejado, el rechace lo enganchó Dani Sousa, pero estrelló el balón en el hombro de Laura. La jugadora roldanense evitó que se abriese la lata.

El ST Roldán seguía sin entrar en el partido, solo podía ver como llegaban las ocasiones del conjunto gallego que seguía dominando y llegando al área murciana. En la jugada anterior fue Laura Fernández quien evitó el primer tanto, pues en la siguiente acción fue el travesaño quien salvó a las murcianas de ponerse por detrás en el luminoso. Poio sacó desde la esquina y colgó un balón al área, donde estaba Luci Gómez, que empaló el esférico y lo estrelló en el larguero.

En el minuto 32 llegó el primer gol de todo el encuentro, y como se veía venir, fue el Poio Pescamar quien abrió la lata gracias a un golazo de Souza. Una acción similar a la anterior que Luci estrelló en el travesaño. Un saque de esquina desde la derecha, que cuelgan al segundo palo, y apareció Dani Souza para empalarla con pierna derecha al primer palo y por raso, imposible para Almudena.

Llegando al minuto 40 de partido y que concluyera el encuentro, STV Roldán se puso en juego de cinco para poder conseguir la épica, pero provocó el segundo gol del conjunto gallego. La guardameta Sandra Buzón se hizo con el balón en su área, y viendo que no había nadie bajo los tres palos murcianos, se sacó un disparo desde su propia área que consiguió sentenciar el encuentro.

El encuentro llegó a su final, y Poio Pescamar se llevó los tres puntos.