A pesar de no marcar, asistir o realizar un encuentro brillante, uno de los protagonistas incontestables del choque entre el Cartagena y el Alavés fue Adrián Sanmartín debido a su temprano debut con el primer equipo albinegro a los 17 años. Después de realizar otra sesión de entrenamiento con el equipo de Luis Carrión, que demuestra su implicación en la dinámica del primer equipo, el extremo ha hablado para los medios del club. «Fue cumplir un sueño. Soy de Cartagena y llevo viendo al equipo desde que tengo 8 o 9 años, por lo que para mí es increíble», ha afirmado.

El canterano mantiene la humildad gracias a su familia, que le ha aconsejado «que no se le suba» el ego a pesar del debut. «Me han dicho que siga trabajando como lo estoy haciendo», aseguró. Por su parte, el técnico catalán le ha pedido que sea él mismo para continuar en la dinámica del grupo. «Luis me dice que juegue como yo juego, porque por eso estoy aquí. En el partido me comentó que me atreviera y que tuviera personalidad, porque con el 1 a 1 era lo que necesitaba el equipo. Que me desmarcara con velocidad y jugara fácil sin complicarme», ha añadido.

Adrián también ha desvelado su buena relación con Mikel Rico, el jugador más veterano del equipo, que se ha convertido su ‘padrino’ futbolístico. «Desde el primer día me ha apoyado y ayudado mucho. Yo sigo arrimado a él para escucharlo y poner en práctica sus consejos», ha apuntado Sanmartín. Por último, el futbolista ha afirmado que busca seguir con el equipo y apura sus opciones para estar en Oviedo. "Estoy aquí buscando entrar en la convocatoria para Oviedo y para conseguir el mayor número de minutos posible", ha concluido Adrián Sanmartín.