La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Tenis

Alcaraz y Nadal: vidas paralelas

La meteórica carrera del murciano Carlos Alcaraz tiene muchos paralelismos con la que tuvo en su día Rafa Nadal. Incluso ha superado varios hitos del mallorquín, que serían aún mayores de no haber estado paralizado el circuito durante seis meses en 2021

Carlos Alcaraz posa con el Trofeo Conde de Godó conquistado al ganar el ATP 500 de Barcelona

«Rafa Nadal es mi ídolo. Lo vi desde pequeño y quería ser como él». Esta frase que volvió a pronunciar ayer Carlos Alcaraz en Atenas con motivo de un partido de exhibición y su participación en un torneo de jóvenes promesas que organiza su agencia de representación, IMG, no es nueva. Es más, la está llevando a la práctica con hechos porque está igualando e incluso mejorando los registros que en su día firmó el astro balear. 

Los paralelismos entre el murciano y el mallorquín son numerosos desde que eran bien niños. Ambos jugaron Tarbes, el Roland Garros infantil, en su primer año en la categoría, algo que casi nadie logra. Nadal lo ganó, aunque el mejor resultado de Alcaraz fue los cuartos de final. Y unos años después, igualar hitos del balear, como ser subcampeón de España cadete siendo aún infantil, por primera vez el jugador de El Palmar despertó la atención del mundo, aunque en ese momento solo de los más entendidos el tenis. En el ITF Futures que se jugó en el Murcia Club de Tenis, con 14 años y 9 meses, sumó su primer punto ATP. Lo que más llamó la atención fue que lo logró siendo más joven que Nadal. 

Así queda el Top 10 de la ATP. L.O.

Los progresos de Alcaraz fueron creciendo cuando profesionalizó más sus entrenamientos. Hasta agosto de 2018 dirigieron sus entrenamientos Kiko Navarro y el preparador físico Álex Pérez que condujeron su carrera de forma excelente hasta que sus limitadas posibilidades les obligaron a tener que dar un paso al lado. A través de su representante, Albert Molina, llegó Juan Carlos Ferrero, su traslado a la Academia Equelite de Villena y una evolución meteórica. Con 15, los mismos que en su día tenía Rafa Nadal, se convirtió en el primer jugador de la generación de 2003 en pisar por primera vez los octavos de final de un Challenger y de ganar a un ‘top 200’. Después, con 16 años y 2 meses, en julio de 2019, ganó su primer ITF 25.000 en Denia, antes que en su momento Nadal. Y dos meses después alcanzó los cuartos de final de un Challenger con 16 años y 4 meses, llegando al ‘top 500’ al mismo tiempo que Nadal y antes que Novak Djokovic y Rober Federer. 

La temporada 2020, que estuvo marcada por la interrupción del circuito desde marzo hasta agosto, volvió a dar otro paso. Ganó antes de la paralización su primer partido de un torneo ATP 500, en Río de Janeiro, el mismo que ya tiene en su palmarés desde el pasado mes de febrero, y conquistó el Challenger de Trieste, superando todos los registros, ya que con 17 años y 3 meses fue el campeón más joven de la historia de este tipo de torneos. Pero fue a más, porque posteriormente igualó un récord de Djokovic -ganar dos Challenger en semanas consecutivas-. Por todo ello, en diciembre de 2020 fue elegido mejor debutante de la ATP al pasar del puesto 492 al 136 del mundo. Si tenemos en cuenta que durante casi seis meses no pudo competir, los hitos de precocidad de Alcaraz superan a los de Nadal. 

Rafa Nadal. L.O.

La temporada 2021 volvió a ser de récords. Con 17 años se clasificó para un Grand Slam, Australia, justo a la misma edad que Nadal. Después se convirtió en el tenista más joven en alcanzar unos cuartos de final del US Open y fijó otra marca, ganar al menso un partido en los cuatro ‘mayores’ en su debut, algo que ni Djokovic ni Nadal había logrado en su momento. El curso lo cerró siendo el jugador más joven en alcanzar las 30 victorias en un mismo año desde que Nadal logró 32 en 2004 y con un título ATP, el de Umag, bajo el brazo, algo que consiguió ocho días más tarde que Rafa Nadal y siendo el más joven en conseguirlo desde Nishikori en 2008. 

La última hazaña de Carlos Alcaraz llegó este mismo domingo. Paradójicamente, al ganar el mismo torneo que Rafa Nadal en su día, el Conde de Godó de Barcelona, se ha instalado en el ‘top 10’. Justo diecisiete años antes, en 2005, Nadal también lo logró y se metió entre los diez mejores de mundo después de derrotar en la final a Juan Carlos Ferrero. Y por muy poco, por menos de un mes, Alcaraz no ha igualado a Nadal en la irrupción entre los diez mejores, pero sí se ha convertido desde hace diecisiete años en el más joven. El récord lo ostenta el estadounidense Aaron Krickstein, que lo hizo con 17 años y 11 días, pero su carrera no fue especialmente prolífica por culpa de las lesiones.  

Ahora, ya en el puesto nueve y con apenas puntos por defender en los próximos torneos, Alcaraz tiene la oportunidad de seguir escalando posiciones. Está a solo 198 puntos de Andrei Rublev, ganador el pasado domingo en Belgrado pero que en las próximas semanas debe defender un buen número de puntos. El noruego Casper Ruud lo tiene también a tiro de piedra, a solo 283, y ya más lejos queda Berrettini, a 743. En el horizonte de Alcaraz hay dos Masters 1000, Madrid la próxima semana y Roma la siguiente, y Roland Garros, donde el año pasado solo sumó 115 puntos -tercera ronda-. Las posibilidades de crecer más en el ranking son ilimitadas para un jugador de quien ya vaticinan que este año acabará entre los cinco mejores del mundo y acechando el ‘top 3’ pese a que la semana que viene, el 5 de mayo, cumplirá un año más, pero solo serán 19.

Compartir el artículo

stats