Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

FC Cartagena

Antonio Luna, una apuesta ruinosa

La cuarta lesión muscular sufrida por el futbolista de Son Servera puede hacer que se pierda lo que resta de temporada

Antonio Luna, en uno de los partidos de esta temporada con el FC Cartagena. | FC CARTAGENA

El de Antonio Luna ha sido un fichaje fallido para el FC Cartagena. Llegado en el pasado verano a la ciudad portuaria, el balear se ha convertido en el jugador más improductivo de la plantilla albinegra durante la presente temporada. Las constantes lesiones desde el principio del curso han marcado el desempeño del futbolista en el equipo de Luis Carrión y su intrascendencia sobre el césped en las pocas oportunidades que ha tenido no ha ayudado a mejorar su situación. Su última lesión en el gemelo ha sido la gota que ha colmado el vaso para el conjunto cartagenero, ya que podría perderse el resto de la temporada.

En el último encuentro del FC Cartagena frente al Sporting, Antonio Luna volvió a tener minutos después de tres jornadas en las que se había mantenido en el banquillo. Con el partido prácticamente resuelto con un marcador de 3 a 1 en contra, Carrión dio entrada al lateral en sustitución de Gastón Silva para disputar los últimos quince minutos de juego, no obstante, tan solo aguantó diez. En el intento por cortar un balón aéreo, el lateral esprintó en dirección a su portería y saltó para despejar de cabeza. Cuando volvió a tocar el suelo, Luna se rompió.

Las pruebas realizadas al futbolista por los servicios médicos del club detectaron una rotura fibrilar en el gemelo de su pierna derecha y confirmaron su cuarta lesión muscular del curso. Una microrrotura en el cuadriceps izquierdo le tuvo fuera del equipo cuatro semanas nada más comenzar la temporada y se enlazó con una rotura en el recto anterior del muslo izquierdo cuando se encontraba recuperado aumentando su tiempo de baja a un mes y medio. Luis Carrión volvió a confiar en el futbolista cuando estuvo listo, pero tras cuatro jornadas -dos de ellas como titular- sufrió una nueva rotura, esta vez en el bíceps femoral izquierdo que lo apartó del terreno de juego otro mes y medio.

Después de sus tres lesiones, Luna quedó relegado al banquillo o a los minutos finales de los partidos contando con muy poca participación hasta que ha vuelto a caer lesionado. A falta de nueve jornadas para el término de la liga, no es seguro que el defensa pueda volver a tener minutos y su historial de lesiones no invita al optimismo.

Tampoco invita al optimismo la nefasta temporada del futbolista de Son Servera. Sus lesiones y bajo rendimiento han convertido a Antonio Luna en el jugador menos utilizado por Luis Carrión. Con solo 432 minutos de juego, Luna es el futbolista de campo que menos ha participado de toda la plantilla a excepción de Julio Buffarini -229- y Cristóforo -155- llegados en el mercado invernal. Jugadores como David Simón y Pablo Clavería superan la participación de Luna a pesar de haberse marchado del equipo a mitad del curso, mientras que Toni Datkovic ya se encuentra por encima después de tan solo tres meses en el equipo albinegro.

A pesar de haber llegado libre en verano, la apuesta por Antonio Luna no ha resultado tan provechosa como pretendía la comisión deportiva albinegra. Además de su escasa participación, el jugador de treinta años es, según el portal Salary Sport, el futbolista mejor pagado de la plantilla. Con un salario semanal de más de 16.000 euros, Luna supera con creces a las grandes figuras del FC Cartagena como Álex Gallar o Rubén Castro, que rondan la mitad de los honorarios del balear.

El contratiempo físico al que ahora tiene que hacer frente Luna le tendrá, como mínimo, de 3 a 4 semanas lejos de los terrenos de juego si todo transcurre con normalidad. Sin embargo, las experiencias del jugador con las lesiones no han sido muy prometedoras y se han alargado más de lo normal en otros casos. De no cumplirse los plazos, el jugador podría decir adiós a la temporada teniendo en cuenta el posterior reacondicionamiento a la competición de máximo nivel.

Compartir el artículo

stats