Con el objetivo de dejar atrás el estreno fallido que tuvo el pasado lunes en el estadio Municipal Cartagonova. Así afronta Luis Carrión el que va a ser su segundo partido al frente del banquillo del Fútbol Club Cartagena. Después de menos de una semana, toca olvidar la derrota y encarar el reto de El Molinón: «La sensación que tengo es buena después de que el lunes no lo fuera tanto. El equipo ha trabajado bien. Hemos puesto imágenes del partido para ver cosas. Tengo la sensación de que los jugadores están preparados para el domingo», afirmaba.

Con mucho que mejorar en todos los aspectos, los problemas futbolísticos pueden empezar a solventarse con los jugadores que se están incorporando. Sin embargo, no el factor anímico parece incuso más importante de recuperar para levantar la moral de la plantilla: «Anímicamente deberíamos estar bien porque lo del otro día fue un palo a nivel de sensaciones, pero hemos hablado y hemos visto que todo lo que puede pasar ahora es mejor. Hemos trabajado bien durante la semana. Hay que demostrarlo haciendo las cosas, no diciéndolas. Pero yo creo que estamos preparados para hacer las cosas bien. Nosotros mismos demostrarnos que tenemos posibilidades haciendo un partido serio y competitivo en Gijón», manifestaba el técnico catalán.

El reto de volver a la senda de la victoria -que no llega desde principios del mes de diciembre- no será ni mucho menos sencillo. Menos aún cuando visitas el estadio del único equipo que todavía no ha perdido ni un solo partido en su estadio. A pesar de ello, Carrión da motivos para creer que la machada es posible: «He ido dos veces a El Molinón como entrenador y las dos veces hemos ganado en situaciones muy parecidas. Con el Córdoba nos estábamos jugando el descenso y ellos el ascenso y ganamos 0-2. El año pasado con el Numancia ganamos 0-1. Espero que se repita el resultado. Que no hayan perdido en casa no me dice nada. Solo que mi equipo tiene que estar bien para conseguir los tres puntos, que creo que lo estaremos», aseguraba.

Precisamente son los nuevos fichajes los que pueden ayudar a traer al vestuario «una mentalidad renovada y aire fresco» que ayude a salir del bucle en el que se encuentra el resto de la plantilla que estaba en el equipo en la primera vuelta. Algunos de ellos pueden contar con bastantes minutos en el encuentro: «Tengo cosas pensadas en la cabeza. Creo que todos no están para 90 minutos, pero sí que están preparados para participar en algún momento del encuentro si lo necesitamos o incluso de inicio y ver posibilidades después», afirmaba Luis Carrión. De momento son seis los futbolistas que se han incorporado en la ventana invernal. En las últimas horas del mercado podría llegar algún futbolista más que dé a Carrión lo que cree que necesita la plantilla: «Hay una parte difícil que tiene el equipo, que es la parte de la calidad. Igual nos falta un poco más de experiencia en la categoría. La dirección deportiva está haciendo todo lo posible para que el equipo mejore. Yo estoy contento en esa parcela, pero los nuevos se tienen que ir adaptando. Los que estaban anteriormente tiene que saber que los demás llegan para tratar de cumplir los objetivos, que son comunes a todos», comentaba.

A pesar de ello, piensa que con los jugadores que tiene, dispone de una plantilla capaz de conseguir los objetivos: «He tenido otras plantilla experimentadas, pero creo que es la que más potencial puede llegar a tener. Creo que hay que mejorar en algunas cosas. En cuanto a la calidad seguro que estamos muy bien, pero nos falta un poco de agresividad que iremos cogiendo. Y sobre todo ser un equipo mentalmente fuerte, que es lo que hace que un equipo sea bueno o no», manifestaba el técnico. Eso sí, espera que todos los que terminen formando parte de ella tengan un papel importante para aportar todo lo posible: «Quiero una plantilla en la que todos se sientan importantes. Igual con 25 jugadores cuesta más. Pero me da igual el número. Lo que me importa es la calidad de la gente que esté. Que cada uno asuma su rol en cada momento y que sepa que las decisiones que tomamos van por el bien del equipo», concluía.

El equipo gijonés espera recuperar a Diego Mariño, Manu García y Pedro Díaz, afectados por coronavirus

El entrenador del Sporting de Gijón, David Gallego, dejó entrever ayer la posibilidad de que vuelva al equipo inicial mañana ante el FC Cartagena alguno de los jugadores que dieron positivo a la vuelta del parón navideño ya que aseguró que «van todos mejorando en sensaciones y a nivel físico».

El portero Diego Mariño y el centrocampista Manu García son los que podrían entrar en el once inicial sin descartar algún cambio en el centro del campo donde también podría entrar Pedro Díaz.

Sobre el guardameta, una de las claves de la fortaleza defensiva del equipo esta temporada Gallego manifestó que «Mariño acumula más entrenamientos, se encuentra con buenas sensaciones esta semana y veremos el domingo cuál es el mejor once que podemos hacer».

Gallego rechaza que la suplencia tras los positivos de jugadores eran titulares indiscutibles pueda generar tensión dentro de la plantilla y ha asegurado que los jugadores «han entendido que están al servicio del colectivo» y que esa era una de las cosas de las que más orgulloso estaba.

Sobre la posible llegada de algún refuerzo para sustituir al cedido Álvaro Vázquez, Gallego señaló que la idea del club es «buscar a alguien que compense esa salida», a la que se unió ayer la de Neftalí si bien este jugador no ha contado en absoluto para el técnico del Sporting.