Después de unas horas complicadas y llenas de incertidumbre en torno al banquillo albinegro ante la posibilidad de la llegada de diferentes técnicos, el nuevo entrenador del Fútbol Club Cartagena ya se ha puesto manos a la obra. Luis Carrión ha dirigido en la tarde de este miércoles su primera sesión al frente del grupo en Pinatar Arena. El técnico catalán ha podido charlar y conocer a sus nuevos jugadores antes de empezar a trabajar y realizar su primer entrenamiento como albinegro.

Tras haber mandado de nuevo a Pepe Aguilar al filial después del flojo rendimiento obtenido en los tres encuentros que ha dirigido al primer equipo -con un punto de nueve posibles-, el Cartagena ficha a Luis Carrión con la intención de que sea capaz de redirigir a un equipo envuelto en una mala dinámica de juego y resultados y lograr el objetivo de la salvación para mantenerse un año más en una Segunda División a la que tanto le ha costado llegar.

El catalán, que ha pasado por los banquillos de Córdoba y Melilla, quiere redimirse en la categoría de plata después de haber descendido a Segunda División B con el Numancia la pasada temporada.

Domingo Cisma, nuevo ayudante

Además, el Cartagena ha hecho oficial el nombre del que va a ser el acompañante de Carrión en el banquillo. Domingo Cisma, ex futbolista de equipos como el Atlético de Madrid, Almería, Numancia, Elche o Córdoba, se sentará junto al técnico catalán en el banquillo y será su ayudante en la tarea de lograr la permanencia en la segunda mitad del campeonato. El sevillano, de 38 años, colgó las botas en verano de 2017, y desde entonces emprendió su carrera como entrenador.