13 de octubre de 2018
13.10.2018
ÚLTIMA HORA
La cifra de muertos en el atentado de Estrasburgo asciende a cuatro
Fútbol sala. Primera División
ElPozo Murcia35Movistar Inter
 

ElPozo pierde su condición de invicto sin merecerlo

El conjunto murciano cae ante el Inter por 2-5 en un choque en el que fue mejor y que perdió por el buen hacer del conjutno madrileño en jugadas aisladas

13.10.2018 | 15:28
ElPozo pierde su condición de invicto sin merecerlo
Fernando pugna con Humberto ante la mirada de Ricardinho

ElPozo sufrió su primera derrota del curso tras caer por 3-5 frente al Movistar Inter en el Palacio en un choque cuyo marcador no refleja lo vivido sobre la pista azul murciana. El cuadro de Giustozzi, más valiente que un rival más cansado y mermado por las bajas de Pola, Gadeia y Elisandro, luchó contra su mala fortuna pero no pudo evitar la derrota a pesar de haber apostado más fuerte por el triunfo que los de Jesús Velasco.

ElPozo arrancó el encuentro con la intención de dominar a su rival y lo consiguió. Los locales ejercían una presión muy alta en el inicio de la jugada del Inter que incomodaba a los de Jesús Velasco y provocaba los primeros errores en el pase. Antes de cumplirse el primer minuto, los de Giustozzi ya habían dispuesto de cuatro lanzamientos a puerta mientras que los interistas ni habían podido salir de su campo.

Sin embargo, en el primer acercamiento al área contraria del conjunto madrileño, llegaba el primer gol del encuentro. Fue un balón largo para Humberto, que aguantó de espaldas y se giró, tal y como establecen los cánones del pívot, para batir con un disparo raso a Fabio.

El gol, si bien fue un duro palo para la escuadra murciana, no cambió su disposición y planteamiento del choque. Los de la capital del Segura seguían coleccionando jugadas de ataque que no acaban con premio por el buen hacer de Jesús Herrero unas veces, y por la falta de puntería en otras. El partido, de claro color rojo, invitaba al empate, algo que logró Xuxa tras una combinación dentro del área en la que el brasileño lanzó un disparo alto para batir, por primera vez, la meta visitante.

Estaba jugando de lujo el cuadro local, gustando a la afición por su entrega y contrariando, por lo mismo, al técnico visitante. No lograba hilvanar una jugada larga el Inter, que se veía superado por el empuje de ElPozo y, llegado el ecuador del primer tiempo, solo alguien con mucha fe habría apostado por el gol del Inter a tenor de lo que se veía sobre la pista del Palacio. Los de Giustozzi monopolizaban el apartado de las ocasiones y solo la falta de puntería evitaba que los locales fuesen por delante en el luminoso. Con una presión espectacular, había que tirar de hemeroteca para recordar tantos fallos provocados en el Inter, que se estaba viendo superado con claridad por una escuadra murciana que seguía gozando de numerosas ocasiones.

Los de Giustozzi se mostraban mucho más fuertes que su rival en todos los aspectos, superando al actual campeón de liga en cualquier balón disputado y logrando plantar su casa en el campo contrario. Y tanta fue la insistencia que finalmente ElPozo logró darle la vuelta al choque gracias a un tanto de Fernando. Sin embargo, la alegría sería efímera pues, segundos después, empataba Solano en la primera gran combinación de los de Jesús Velasco en el encuentro. Y, cuando moría el primer tiempo, restando dos segundos para la conclusión, Ricardinho batía desde fuera del área a Fabio y cerraba la primera parte con un 2-3 que penalizaba con tremenda dureza el planteamiento valiente dispuesto por Giustozzi, que merecía mucho más de lo que reflejaba el marcador.

El segundo tiempo arrancaría con una ocasión clarísima por parte del Inter que muy cerca estuvo de ampliar la ventaja en el luminoso. Respondía ElPozo con varios lanzamientos, dos de ellos al palo, en un encuentro donde se podía cortar la tensión. Tanta era que comenzó el ya habitual carrusel de amonestaciones y piques que frenaron la dinámica del juego local.

En un saque de esquina, en una jugada aislada para lo que se estaba viendo sobre la pista del parque, llegaría un nuevo mazazo para ElPozo. El ex de los locales Bebe sacaba un córner al segundo palo y ahí aparecía Daniel para enganchar el esférico y poner el 2-4.

El Palacio se convirtió en una caldera y ahí destacó la figura de Álex. A uno no lo llaman el diablo por ser un jugador de sangre fría y el ciezano se echó el equipo a la espalda y levantó al público pidiendo su apoyo. Los de Giustozzi lo intentaban con todo pero se estrellaban con la defensa interista, muy bien plantada alrededor de su área. Las amonestaciones seguían cayendo para ambos bandos mientras que, entre tanta polémica, el único resquicio de fútbol sala que se vislumbraba llevaba el sello de ElPozo, entregado totalmente a la causa de lograr el empate.

Restando cinco minutos para la conclusión, Álex redujo distancias y Giustozzi sacó a Miguelín de portero jugador, primera vez que veíamos al balear en ese desempeño. ElPozo se volcó para lograr el empate pero, finalmente, no pudo lograrlo y en el último segundo Daniel robó un balón al capitán de ElPozo para disparar desde su campo y hacer el definitivo 3-5 con el que se cerró un encuentro de máxima tensión y fútbol sala en el que ElPozo claudicó, sin merecerlo, en la primera prueba seria de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes