21 de marzo de 2011
21.03.2011
ÚLTIMA HORA
La OCDE rebaja dos décimas el crecimiento de la economía española este 2018
El deporte, en primera persona

"No me rompí ni un hueso en mis catorce años de boxeador"

José Ortega Chumilla, exboxeador murciano olímpico. Ahora bombero, seleccionador regional y padre de una joven promesa del baloncesto

21.03.2011 | 12:09
José Ortega Chumilla, con su hijo.

¿Cuántas veces fue olímpico?
En dos ocasiones, en Seúl y en Barcelona. Para Los Ángeles también estaba clasificado, pero por tres meses era menor de edad y no me dejaron ir.

¿Y cómo se hizo boxeador?
Porque a mi abuelo le gustaba mucho el boxeo. Mi padre falleció joven y me dejó con mi abuelo. Él siempre estaba diciéndome que me fuera a ver el boxea, a Muhammad Ali (Cassius Clay). Entonces vino a Yecla un señor de Barcelona que montó un gimnasio. Y cuando lo iba a quitar, me probó y empecé a ganar campeonatos de España. Después, en 1982, me cogió la selección española.

¿Nunca combatió como profesional?
Después de Seúl pasé a profesional. Hice dos combates en Francia, ante el campeón y el subcampeón del país, y los gané los dos. Pero ganaba bastante menos dinero que como amateur, porque yo estaba en el ADO.

¿A qué se dedica ahora?
Ahora soy funcionario, soy bombero. Cuando terminó Séul pensé en qué iba a ser mi vida tras el deporte. Y empecé a estudiar una oposición a la vez que entrenaba. La saqué y después me dieron un permiso para las Olimpiadas de Barcelona.

¿Sigue ligado al boxeo?
Sí. Ahora soy presidente del Club Boxeo Yecla y tengo el curso de entrenador nacional. También soy seleccionador regional.

¿Por qué cree que el boxeo está hoy en día marginado?
No está marginado, porque yo, sinceramente, te digo que si volviera a nacer, volvería a ser boxeador. A mí el boxeo me ha dado mucha vida, riqueza, sabiduría, estudios y he conocido mucha gente. La gente que no lo conoce es la que critica el boxeo. Yo he estado catorce años en el alto rendimiento y jamás en la vida he tenido una lesión ni me he roto un hueso. Sólo me he operado de la nariz. Cualquier deportista de otra modalidad ha sufrido más lesiones.

¿Hay que estar un poco loco para ser boxeador?
¿Loco? Qué va, todo lo contrario. Yo no he estado nunca loco ni lo estoy.

Ya sabe los estereotipos que se asocian a su deporte.
Pues yo tengo un abogado, un par de empresarios en mi gimnasio y un chico que está en Hacienda. Ellos me dicen que es el deporte más completo que existe, desde la cabeza a los pies. Una cosa es hacerlo como competición y otra como afición. Te mantiene muy bien físicamente y, por ejemplo, nadie se cree que tengo 47 años. Tengo un físico de un chaval de 25 años.

¿Sus hijos hacen deporte?
Tengo una hija que va a cumplir 17 años y un hijo que está jugando al baloncesto con 13 años, que está en la selección murciana. Ha estado dos veces en el Campeonato de España y se lo quiere llevar el Alicante. El CB Murcia también lo ha intentado, pero es que está muy lejos para ir todos los días a entrenar.

¿Nunca le ha dicho que quiere boxear?
No, él viene al gimnasio, le gusta ver entrenar y venirse a ver los combates conmigo, pero dice que para practicarlo prefiere el baloncesto y yo le apoyo en lo que haga falta.

¿Cuánto mide?
Mide 1,72 metros, no es que sea muy grande, y juega de escolta y de base.

¿A usted le gusta el baloncesto?
A mí ya me gustaba. Por ejemplo, vi en directo el España-Estados Unidos en los Juegos de Barcelona, y ahora también lo sigo, sobre todo a la selección española.

¿Y el fútbol, le tira también?
A mi hijo le gusta el Madrid y yo estoy con él, pero no es algo que me apasione. Tengo un íntimo amigo que es de los delegados del Yeclano y voy a verlo de vez en cuando, pero porque me invita. El fútbol me gusta por estar con los amigos. De todas formas, sigo todos los deportes a nivel de selección española, y disfruté mucho con España en el Mundial.

¿Iniesta o Xavi?
Son los dos muy buenos, pero yo con quien me quedo es con Casillas. Y con Villa.

Entiendo que prefiera un portero, ya que habrá tenido que parar muchos golpes.
Por supuesto. El boxeo es un arte, pegar y que no te peguen.

¿Cuál es el mayor recuerdo que tiene de los Juegos Olímpicos?
Cuando no pude ir a Los Ángeles, se me quedó un amargor, porque por dos meses no pude ir. Y la alegría fueron mis primeras olimpiadas, cuando conseguí un diploma. Tengo una foto con el Príncipe desfilando en Barcelona 92, un premio como mejor boxeador de España y la medalla que me concedió el Rey. Son cosas que te tocan el corazón y que te hacen valorar tu carrera, como que un pabellón de Yecla lleve mi nombre.

Se dice que los yeclanos son más valencianos que murcianos.
Eso son comentarios, como que los de Jumilla y Yecla siempre estamos dime y te diré. Lo que ocurre es que Yecla está a 80 kilómetros de las playas de Alicante, y por eso los yeclanos han tirado mucho hacia allá.

Por lo que dice, se siente murciano.
Me siento murciano de cabo a rabo. Y donde voy siempre he dicho que soy murciano y yeclano. Me decían el murciano cuando boxeaba.

¿Hasta cuándo seguirá?
Hasta que la salud me lo permita. Lo que me da la vida y me mantiene en forma es el deporte. Me gusta ayudar a los demás, apoyar a la gente que quiere hacer carrera.

¿Qué haría para poner de nuevo el boxeo de moda?
Ahora en MarcaTV están dando boxeo los fines de semana y se está rehaciendo la afición. El problema es que de fútbol se habla a todas horas, incluso en las revistas del corazón. Sin embargo, le preguntas a la gente quién ha sido el mejor saltador de pértiga del mundo, y casi nadie sabe que ha sido Sergey Bubka.

Pues muchas gracias y no pare nunca.
Muchas gracias a ti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes