La danza murciana vivió este martes una noche muy especial. Porque los Premios de la Música de la Región y los Azahar se han consolidado en los últimos años como dos citas de referencia para celebrar el empuje autonómico –y de relevancia nacional– de sus respectivas industrias, pero, hasta ahora, los bailarines y coreógrafos murcianos no contaban con una gala que reconociera los trabajos más destacados de la temporada. Hasta ahora. Porque ayer se celebró la primera edición de los Premios Kairós, un certamen que nace con vocación de continuidad y gracias al empeño de las Juntas Municipales de los Distritos Centro Este y Oeste, a propuesta de la gestora cultural Carlota Pérez.

A la cita, que contó con el habitual photocall de este tipo de eventos, asistió la flor y nata de la danza regional, ya fuera como público o en el rol de nominados. Cierto es que para esta primera edición solo se organizaron seis categorías –en torno a cuatro estilo: musical, flamenco, clásico y contemporáneo–, pero cada premio contó con cuatro candidaturas escogidas por un jurado compuesto por la directora y los jefes de departamento del Conservatorio de Murcia, así como por representantes de las asociaciones Danza Visible y Amigos de la Danza.

En concreto, en los Kairós se premió a coreógrafos e intérpretes y/o elencos. Así, por ejemplo, la joven Maise Pérez se impuso en el apartado español-flamenco a Lucía Campillo, Carmen Coy y a la Compañía Murciana de Danza, encarnada en la figura de Olivia Bella, mientras que Alejandro Martínez se convirtió en el primer ganador del Kairós de Danza Clásica (superando a Deigo del Rey, Pablo González y Alicia Corominas). Por último –si hablamos de coreógrafos–, en el apartado dedicado a la contemporánea, el laureado Juanjo Arqués convenció a los jueces por encima de Julia Cano, Isabel Lavella y Marta Mármol.

Los otros tres premios fueron a parar a Angie Alcázar, primera ganadora en subir al escenario con motivo del Kairós de la Danza en la categoría Musical, que compartió nominación con Chema Zamora, Javier Ariano y Juan Antonio Plazas; Carmen Coy, la artista más destacada –por delante de Pablo Egea, Lucía Campillo y Lucía Nicolás– en el apartado Elenco Español-Flamenco, y Muriel Romero, que hizo lo propio en Danza Contemporánea, imponiéndose a Julia Cano, Alicia Narejos y Noelia Sánchez. Todos ellos compartieron protagonismo con los presentadores de la gala, Nazaret Navarro y José Carlos Cubí, y con los invitados por la organización para amenizar la noche: el dúo Julio y María José, el Ballet de Víctor Campos, la compañía Será Flamenco y los alumnos del Conservatorio.

Tal y como señala Lorenzo Tomás Gabarrón, presidente de la Junta Centro Este, la idea es que la noche de ayer sea «un punto de partida» y que el Ayuntamiento y la Comunidad «cojan el testigo» para próximas ediciones, «con el objetivo de consolidar y convertir estos premiso en los ‘Goya’ de la danza murciana». En esa misma línea se pronuncia la propia Carlota López, que ejerció como directora artística de la gala y subrayó el enorme «esfuerzo» de muchísimas personas sin las que estos primeros Premios Kairós fueran posibles.