En 2019, Roger y Verónica, que disponían de sendos trabajos en Madrid en actividades diferentes a las del mundo del libro, las dejaron en suspenso para emprender una aventura que les apasionaba: montar una librería. Y lo hicieron concertando el traspaso de la vieja El Álamo, situada en la calle lorquina Almirante Antonio Aguilar, para fundar Futuro Imperfecto, una marca que expresa tal vez las dudas sobre la prosperidad de su iniciativa. Aunque tales dudas, de existir, quedaban exorcizadas en el logotipo con una tachadura en rojo a la palabra Imperfecto.

En poco tiempo, esta librería se ha convertido en una de las mejores de España, según criterio de muchos profesionales relacionados con la industria editorial y de distribución. Y lo es, porque basta una visita al establecimiento para constatar el buen criterio con que está organizada la oferta en una medida combinación de publicaciones populares con fondos editoriales seleccionados con mayor exigencia.

Futuro Imperfecto pone a la vista una excelente selección, no solo de las novedades de cada momento, sino de los catálogos más acreditados, en una exposición muy atractiva y con un servicio muy atento y cercano.

De este modo, Roger y Verónica han dotado a Lorca y a sus visitantes desde la iniciativa privada de un auténtico y dinámico centro cultural en el que no solo se venden libros y se orienta sobre la lectura con la disposición de los mejores catálogos editoriales, sino también con la celebración frecuente de presentaciones de libros, cuentacuentos y otras actividades relacionadas con la cultura en general. Y de paso están contribuyendo a renovar el comercio local con una oferta atractiva y de calidad.

El mundo del libro estará siempre vivo con gestores tan entregados y vocacionales como Roger y Verónica. Con gente como ellos el futuro no será imperfecto.