Con motivo de la puesta en marcha de Monoton, este martes tuvo lugar una performance como acto inaugural. Así, el Pabellón 1 del Cuartel de Artillería acogió la interpretación de la Symphonie Monoton-Silence, de Yves Klein. Una performance sonora en homenaje al neodadaísta francés que estuvo dirigida por la soprano Amber Kay y que contó con las voces de Raquel Sánchez Guirado, Rosa María García-Villalba Navaridas, Iván Pastor Zapata, Jesús Hernández Alarcón y Felipe López Pérez, además de con Pablo Albarracín Abellán y Abraham Parra Amante al violín, Cecilia Aguilar García como flautista y Marina López Manzanera al órgano. Se trata de una obra variable en el tiempo, puesto que su propia esencia está en la dualidad del sonido-silencio, eliminando cualquier naturaleza narrativa de la música en pos de vivir una experiencia pura.