15 de diciembre de 2020
15.12.2020
La Opinión de Murcia
Cine

Un paseo por la historia del faro a través de los ojos de sus guardianes

Filman un documental que recoge las vivencias de los dos últimos fareros de Cabo de Palos, una profesión al borde de la extinción

14.12.2020 | 20:30
Un paseo por la historia del faro a través de los ojos de sus guardianes

De los cerca de doscientos faros con los que cuenta actualmente la costa española, tan solo treinta de ellos continúan habitados a día de hoy. El mítico faro de Cabo de Palos es uno de ellos. Pero el oficio del farero, imprescindible hasta hace algunas décadas, ya es historia. Sin embargo, gracias al documental cartagenero Los últimos fareros, sus relatos no quedarán en el olvido.

Este lunes arrancaba en Cabo de Palos el rodaje de este filme, que contará la historia del faro ubicado en la población costera a través de los que ha sido sus ´guardianes´, de quienes han custodiado durante los últimos años el histórico inmueble. Pero también gracias a la participación de otros fareros y personajes ilustres del pasado y del presente de la localidad, con los que se pretende debatir y explicar los motivos que han abocado a la extinción de este oficio singular.

La cinta está dirigida y guionizada por la cartagenera Jeanette Conesa, que en 2017 presentó junto a Blanca Pérez de Tudela el documental La Cárcel Vieja habla, el cual obtuvo gran repercusión a nivel regional y nacional. Sergio González, CEO de PlanOut, empresa de servicios e innovación turística encargada, entre otras cosas, de la gestión de las visitas al faro de Cabo de Palos, es el productor del largometraje. «La idea surgió durante el confinamiento», explica Conesa. «Sergio y yo trabajábamos juntos habitualmente en las visitas que organiza su empresa al faro y en ocasiones habíamos fantaseado con la idea de hacer un documental para contar la historia que hay detrás», añade la directora.

Poco después, Conesa y González se presentaron al concurso ´Reactivos culturales´ organizado por el Ayuntamiento de Cartagena para ayudar a aquellos artistas que se habían visto perjudicados por la covid-19. Ha sido precisamente con el importe de esta subvención con el que han podido financiar el rodaje de la película, que no será «un documental al uso», explica Conesa. La directora pretende «aprovechar la magia de Cabo de Palos» para construir un relato «mucho más estético».

Además de las vivencias de José Luis Gandolfo –uno de los fareros más ilustres de Cabo de Palos– y Jesús Álvarez –el último farero de la localidad–, que servirán de hilo conductor para el relato, la cinta contará con la participación de tres historiadores: José Luis Domínguez, Paco Velasco y Paco Franco, así como con algunos vecinos del pueblo que conocen bien la historia de Cabo de Palos y su mítico faro.

Tanto la directora como el productor pretenden llevar Los últimos fareros a festivales nacionales e internacionales el próximo año y así mostrar la belleza de Cabo de Palos en todo el mundo. «Está siendo muy difícil sacarla adelante –la situación sanitaria les ha obligado, por ejemplo, a formar un equipo de apenas siete personas ya que muchas de las escenas se están desarrollando en espacios cerrados–, pero estamos muy orgullosos», asegura Conesa, que insiste: «Queremos mostrar nuestro trabajo por el mundo cuando esté terminado».

Sin embargo, a pesar de filmar todo el documental en apenas una semana, el rodaje no será la parte más dura del proyecto. La posproducción será lo que más trabajo, tiempo y dinero cueste al equipo, por lo que para poder llevarlo a cabo han puesto en marcha una campaña de crowdfunding en la plataforma Verkami, donde pretenden recoger la financiación que les falta para la plena realización del documental tras haber invertido la ayuda de ´Reactivos culturales´ en el rodaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook