En el 90% de los espacios públicos en los que hay menores hay restos de tabaco. Por ello, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en la Región de Murcia está trabajando desde 2021 para liberar zonas públicas del humo del tabaco con el objetivo de proteger a la población, en especialmente a los niños, «al ser el colectivo más vulnerable frente a los efectos nocivos de este humo, que contiene más de 70 sustancias cancerígenas», explican.

Con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora hoy, 31 de mayo, la AECC de la Región de Murcia informa de que casi 300 espacios públicos, en donde transitan hasta 2,5 millones de personas, han sido liberados gracias a esta iniciativa en toda España, de los que 36 zonas corresponden a la Región de Murcia, concretamente a los municipios de Alhama de Murcia, Calasparra, Águilas, Ceutí, Alcantarilla, Fortuna y Santomera.

El último convenio tuvo lugar con el Ayuntamiento de Alhama para que la localidad se sumara a la iniciativa Espacios sin Humo, promoviendo la creación de espacios libres de la exposición al humo nocivo del tabaco tradicional y del cigarrillo electrónico. Para ello, en diez puntos como parques, pistas deportivas o campos de fútbol se han instalado señalizaciones informando de que son zonas sin humo.

El objetivo de la Asociación en la Región de Murcia este año es continuar liberando espacios del humo del tabaco a través del trabajo conjunto con las distintas administraciones, concienciando acerca de que el consumo de tabaco es la primera causa de muerte prevenible y también es el principal factor de riesgo en cáncer, ya que es el responsable de más del 30% de los casos.

Además, este lunes la AECC y el IES Rey Carlos III de Águilas realizaron el primer debate sobre el aumento del consumo de cigarrillos electrónicos y vapeadores entre la población más joven. Los alumnos del equipo de debate discutieron sobre si vapear se puede considerar fumar, la toxicidad de consumir estos productos y los vacíos legales que existen.