El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha recibido en los últimos días cerca de un centenar de reclamaciones de enfermeras especialistas que piden que en los nombramientos de interinidad para cubrir las plazas vacantes que se van a crear como estructurales de plantilla se opte por profesionales con especialidad y no por enfermeras generalistas.

Por ello, unas 90 profesionales ha registrado un escrito exigiendo que «se cumpla con lo recogido en el Plan de Mejora de Atención Primaria que finalizó en 2022 y con lo que se incluye en el nuevo plan de Primaria 2023-2026, en los que se apostaba por la formación especializada de las enfermeras para cubrir estos puestos en centros de salud», explica uno de los profesionales a La Opinión.

Según indican, han salido 161 puestos vacantes de Enfermería de Atención Primaria, de los que sólo en 30 se pide especialidad: 23 para Enfermería Familiar y Comunitaria y 7 más de Enfermería Pediátrica. «Mientras que el resto serán cubiertos por enfermeras generalistas sin especialidad, algo con lo que no estamos de acuerdo, ya que es necesario garantizar la calidad asistencial a los ciudadanos», apunta el enfermero José López, quien recuerda que el enfermero especialista ha estado dos años formándose y rotando por diferentes servicios, «lo que garantiza unos cuidados de mayor calidad».

Los profesionales afectados por estos nombramientos señalan que tras las últimas noticias sobre el concurso de traslados y el salto de numerosos profesionales estatutarios de vuelta a la ‘bolsa’ del Servicio Murciano de Salud, se ha vuelto a hacer hincapié en la necesidad de cumplir los requisitos de formación, y dotar de plazas específicas a los enfermeros con un título oficial, de acuerdo a la estrategia del Ministerio.

«Sin embargo, actualmente desde la creación de la bolsa de enfermeros especialistas sólo cinco profesionales en toda la Región de Murcia gozan de un contrato de larga duración o vacante para ejercer como enfermeros especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria, tanto asistenciales como docentes».

Además, insisten en que «año tras año enfermeras especialistas en Familiar y Comunitaria finalizan su formación en la Región y se ven obligadas a no poder brindar sus competencias a la comunidad, o, en muchas ocasiones, emigrar a otras comunidades donde esta categoría sí está establecida y reconocida», como son Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares o Castilla-La Mancha.

Protesta en Habitamia

Por ello, ante una situación que no comparten y para exigir que en los llamamientos de interinidad de estas vacantes se tenga en cuenta a las enfermeras especialistas, estos profesionales sanitarios han convocado una concentración de protesta a las puertas de la sede del Servicio Murciano de Salud (SMS) , en el edificio Habitamia de Espinardo, para este próximo jueves a las 13.00 horas de la tarde, acto al que convocan a residentes de Enfermería, especialistas y tutores de Familiar y Comunitaria.

Desde el SMS contestan que la conversión que se está haciendo es de contratos temporales en plazas vacantes. Por tanto, la conversión de contratos de enfermeros generalistas ha de hacerse en plazas de enfermeros generalistas, con las tareas y competencias propias de dicha categoría. «Distinto sentido tiene la Estrategia de Mejora de Atención Primaria, que supone la creación de nuevas plazas para reforzar y mejorar la asistencia y que se dedicará en exclusiva a la enfermería especializada», dicen. Además, informan que el SMS está diseñando la estrategia para extender esta incorporación de especialistas no sólo a las nuevas plazas que en su momento se creen, si no también en el caso de plazas que vayan quedando vacantes.