La plantilla del astillero que Navantia tiene en Cartagena sigue luchando por sus derechos. Ayer decenas de trabajadores del turno de mañana hicieron un parón programado de algo más de una hora para concentrarse a las puertas de la factoría y reclamar, nuevamente, el aumento de plantilla que «la empresa necesita» para poder acometer adecuadamente la construcción de los submarinos S-80 que entregarán a la Armada.

Se manifestaron coincidiendo con la reunión que el presidente de la compañía, Ricardo Domínguez, mantuvo ayer con el Comité Intercentros, formado por representantes de los trabajadores de los siete astilleros que Navantia tiene en España.

Los trabajadores también demandan el incremento salarial del 3,5% pactado para todas las empresas y administraciones publicas y una reclasificación profesional.