Una investigación liderada por la Universidad de Oviedo revela que el empleo de juegos en la enseñanza de Educación Física, implementada a largo plazo, mejora el proceso de enseñanza-aprendizaje en escolares de entre 6 y 14 años.

Esta es la principal conclusión de un estudio liderado por el grupo de investigación EDAFIDES de la Universidad de Oviedo que recibió, además, el premio al artículo del año 2021 en la revista ‘Physical Education and Sports Pedagogy’.

EDAFIDES se encuadra dentro de la red internacional de investicación en Educación Física y Promoción de Hábitos Saludables EDUFISALUDABLE y está compuesta por dos investigadores: Javier Fernández-Río y Antonio Méndez-Giménez. A su vez, EDUFISALUDABLE es una red financiada por el Consejo Superior de Deportes del Gobierno de España.

Esta red trabaja en tres líneas de investigación concretas, que son la implementación de modelos pedagógicos en Educación Física, la intervención docente y laas variables motivacionales para el desarrollo de experiencias positivas en las clases de Educación Física y el desarrollo de intervenciones escolares para la promoción de hábitos saludables, tal y como describe su página web.

El estudio que demostró los beneficios de la aplicación de juegos en la enseñanza de la Educación física estuvo coordinado por Javier Fernández-Río, catedrático de Ciencias de la Educación y jefe de área de Deportes y Salud de la Universidad de Oviedo y tenía como objetivo explorar cómo se puede utilizar la gamificación en la Educación Física y qué efectos experienciales puede tener entre estudiantes y profesores. Para ello, participaron en el trabajo cerca de 300 alumnos de entre 6 y 14 años de Primaria y Secundaria de Madrid, Andalucía, Cataluña y Ceuta.

La conclusión más notable de este trabajo es que la gamificación, implementada a largo plazo es capaz de aumentar la motivación de los escolares hacia la Educación Física, más allá del efecto novedad inicial, según ha informado la Universidad en nota de prensa. Las respuestas de los estudiantes reflejaron un tema principal: el disfrute, y dos temas secundarios: la interacción entre los amigos y el aprendizaje.

Los alumnos señalaron que habían aprendido más con este enfoque educativo. En este estudio aparecieron además cuatro de los cinco elementos identificados por los expertos como centrales para promover experiencias significativas en educación física y deporte: interacción social, diversión, desafío y aprendizaje.

Además de este estudio, Fernández-Río y Méndez-Giménez han publicado multitud de artículos en relación a la actividad física de los escolares durante sus años como profesionales de la educación.