‘Ciencia y virtud’ es el lema del Colegio San Buenaventura Capuchinos, un centro privado-concertado, católico, mixto y bilingüe que presenta un alto nivel educativo que siempre le ha precedido, para lo cual utiliza una metodología muy actual basada, precisamente, tanto en la ciencia como en la virtud.

Capuchinos ofrece formación hasta los 18 años: Escuela Infantil, Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

La excelencia de su oferta educativa queda reflejada en los resultados de la EBAU. En el año 2022 obtuvieron un 100% de aprobados y un 21% de alumnos con una nota superior a 13.

Este centro Franciscano, guiado por un Departamento de Pastoral muy importante, tiene como labor guiar a alumnos, padres, profesores y personal no docente en los valores franciscanos. Para ello llevan a cabo el proyecto de interioridad LEBAB (corazón en hebreo) a través del cual desarrollan la inteligencia emocional y espiritual de todos quienes conforman la familia Capuchinos.

El desarrollo de la inteligencia emocional y espiritual en Capuchinos

Estar actualizados es una prioridad para este centro. Están implantando un plan digital a todos los niveles y en los cursos de 3º y 5º de primaria con el modelo One to One (un dispositivo por alumno) potenciando la digitalización de estudiantes y profesores. Este plan permite a los alumnos avanzar de forma individual en áreas tan importantes como las Matemáticas y la lectura.

Además, el centro, con una fuerte implicación en materia de valores y prevención de drogodependencia, cuenta con un proyecto de solidaridad y voluntariado en colaboración con la organización SERCADE (Servicio Capuchino para el Desarrollo y la Solidaridad), en el que las familias forman parte activa.

Oferta extraescolar

A principio de curso, Capuchinos oferta unas 100 actividades extraescolares para alumnos, padres y personal del centro. Desde actividades deportivas, de idiomas, de música y danza, hasta aquellas que se centran en el desarrollo emocional.

Instalaciones

Cuenta con dos patios diferenciados y acondicionados, para los más pequeños y los mayores, pabellón cubierto, biblioteca, cocina propia, dos comedores, tres laboratorios (física, química y biología), tres salas de informática, un taller de tecnología, sala de música, capilla, sala de interioridad, aula de psicomotricidad y un amplio departamento de orientación.

Este año han inaugurado un aula nueva llamada ‘Green Class’, un espacio acotado en el patio acompañado de un pequeño invernadero, donde los alumnos trabajan de una forma lúdica asignaturas como Ciencias, Música o Educación Plástica.