Las conclusiones recogidas en el último Barómetro del Colegio de Economistas, que ha sido presentado esta mañana, y los buenos resultados que arroja el cierre del año 2022 "alejan el fantasma de la recesión" que se venía vaticinando en los últimos meses, según ha avanzado el director del estudio, José Carlos Sánchez de la Vega. 

A su juicio, "el impacto de la guerra en Ucrania no ha sido tan grave como se esperaba", lo que ha permitido una cierta recuperación de la confianza empresarial para la primera mitad del año, aunque el crecimiento previsto resulta muy modesto en comparación con el de los dos últimos años.

«Después del bache de 2022, observamos un punto de inflexión», que ha frenado el estancamiento de la economía provocado por la crisis energética, el cuello de botella en los suministros, el repunte de los tipos de interés y la subida de la inflación.

No obstante, Sánchez de la Vega, destaca que la situación sigue siendo "compleja, difícil e incierta, aunque no tan desfavorable como se preveía".

La opinión de los encuestados refleja la inquietud que sigue existiendo, dado que un 31,6% considera que "el riesgo de recesión en España es alto o muy alto"

Los resultados de la edición número 33 del Barómetro muestran una mayor confianza, aunque las expectativas de mejora no llegan a ser tan positivas como los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que elevan al 5,5% el crecimiento de la economía española en el año 2022.

Los economistas consultados consideran que "las previsiones de crecimiento de la economía española son optimistas, mientras que las de la Región de Murcia son ajustadas".

La capacidad exportadora de la Región es una de las fortalezas más destacadas, mientras que la falta de infraestructuras y de recursos hidráulicos son las principales debilidades que impiden el desarrollo regional.

El director del Servicio de Estudios del Colegio de Economistas, Patricio Rosas, ha dicho que "se prevé una mejoría para los próximos seis meses" y ha apuntado que se mantiene "un mercado de trabajo robusto", tal y como muestran los datos de la EPA del último trimestre.

Ha precisado que el índice de confianza se mantiene en valores negativos, pero "el año 2022 se ha cerrado con un crecimiento razonable".

El decano del Colegio, Ramón Madrid, ha apuntado que la caída del consumo es uno de los riesgos que se vislumbran para los próximos seis meses, como consecuencia de la subida de los tipos de interés.

Madrid ha reivindicado "un pacto de rentas, que sigue en la nube", para afrontar los problemas que genera la situación creada por la inflación.

Los sectores que muestran mejores expectativas para los próximos seis meses son las nuevas tecnologías, el turismo y el transporte, mientras que el comercio minorista y la industria textil y del calzado ofrecen las previsiones más negativas.