Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Laboral

El primer año de la reforma laboral deja 340.000 contratos fijos en la Región

La contratación indefinida se ha multiplicado por cinco en 2022 - El 60% de los trabajadores que han logrado un empleo estable son fijos discontinuos, mientras que la jornada parcial predomina entre las mujeres

Un operario del sector del metal. | L.O.

La reforma laboral que entró en vigor a finales del mes de marzo ha dado un vuelco al mercado de trabajo de la Región. La contratación indefinida se ha multiplicado por cinco en 2022, aunque casi el 60% de los trabajadores con un empleo estable que las empresas incorporaron el pasado año son fijos discontinuos, según los datos recogidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Además, las mujeres han firmado más contratos a tiempo parcial que a jornada completa, lo que indica las mayores dificultades que encuentran para conseguir empleos de calidad. Los contratos temporales, que durante décadas alcanzaban el 92% del total, siguen siendo los más utilizados por las empresas de la Región, aunque la nueva regulación ha puesto coto a la rotación continua que obligaba a los asalariados de algunos sectores a trabajar apenas un día o unas horas. En 2022 los eventuales se han reducido al 55,5% del total.

Las empresas murcianas hicieron el pasado año cerca de 290.000 contratos fijos, una cifra que multiplica por cinco la del año anterior, cuando apenas se hicieron 59.281.

Sumando los temporales que se han reconvertido en indefinidos porque correspondían a puestos de trabajo de carácter permanente, el año 2022 ha terminado con 340.000 nuevos contratos indefinidos en la Región, una cifra que supone un aumento del 263%.

El pasado año se reconvirtieron casi 50.000 contratos por iniciativa de las empresas o por imperativos de la Inspección de Trabajo, mientras que en 2021 pasaron a ser fijos unos 34.000 trabajadores con contrato temporal.

En total el pasado año se firmaron 766.831, de los que el 44,5% fueron indefinidos, frente al 38,4% de porcentaje nacional.

De esta cifra eran temporales unos 436.000, una cifra que sigue siendo muy superior a la de otras provincias. Así, Alicante, que tiene una población ocupada muy superior a la de la Región, apenas llega a los 300.000 contratos eventuales.

Esta diferencia se explica en gran parte por la elevada presencia que las empresas de trabajo temporal (ETT) tienen en la Región. El pasado año las ETT hicieron 371.397 contratos de puesta a disposición, a pesar de los impedimentos que ha establecido la reforma laboral, según los datos ofrecidos por la vicesecretaria general y secretaria de Comunicación de UGT, Eugenia Pérez.

Las limitaciones impuestas a la contratación temporal han obligado a las empresas con una actividad cíclica, que hasta ahora recurrían a los trabajadores temporales en los momentos de mayor actividad, a tener que incorporarlos a su plantilla como fijos discontinuos.

El pasado año han entrado en plantilla 171.601 trabajadores con esta modalidad de contrato, sobre todo en el sector servicios y en el agroalimentario. La mayor parte corresponde a los varones (115.909 frente a 55.695 de las mujeres).

Sin embargo, la jornada a tiempo parcial sigue siendo preferentemente femenina, con casi 29.000 contratos, frente a los 19.376 de los hombres. Así, la cifra de mujeres que han conseguido un contrato indefinido a jornada completa se reduce a 20.000, mientras que entre los varones roza los 50.000.

Por otra parte, el contrato de obra o servicio, que en 2021 se acercó al medio millón y supuso casi el 50% de la contratación total, se ha reducido a 98.178.

La mayor parte de los contratos temporales obedecen a circunstancias de la producción. El pasado año las empresas de la Región han firmado 287.655 con esta modalidad.

Los sindicatos valoran la evolución que ha seguido la contratación en la Región, con un despegue del empleo indefinido desconocido hasta ahora.

La vicesecretaria general de UGT admite que la figura del fijo discontinuo ha adquirido «un peso importante, pero hay que tener en cuenta que en la Región de Murcia ya partíamos de una muy significativa implantación de esta modalidad contractual y que no está desplazando al indefinido ordinario, pero sí asumiendo la mayor parte de lo que antes eran contrataciones eventuales, con muchos menos derechos y más inestabilidad».

Por su parte, el secretario general de CC OO, Santiago Navarro, ha recordado que los fijos discontinuos aún tienen graves dificultades para conseguir prestaciones de la Seguridad Social equiparables a las del resto de trabajadores, como la baja por enfermedad. Navarro reclama la revisión de los criterios que sigue la Administración a la hora de reconocer derechos a este colectivo.

Compartir el artículo

stats