El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, dejó claro ayer, durante la toma de posesión de sus nuevos consejeros, cuáles serán los caballos de batalla de su Consejo de Gobierno ante esta última etapa previa a la contienda electoral: el medio ambiente y los fondos europeos.

En concreto, se refirió a que su Ejecutivo pondrá «especial atención en el medio ambiente», un aspecto que considera «básico» para el desarrollo de la Región, y «con la vista puesta en la protección del Mar Menor». Este es el motivo por el cual ha separado estas competencias del área de Agua y Agricultura, Ganadería y Pesca, que sigue en manos de Antonio Luengo.

Además, advirtió al Gobierno central de que no se quedará con los brazos cruzados mientras siga sin recibirse el dinero del paquete Next Generation de la Unión Europea. «Pelearemos por los fondos europeos que llegan con cuentagotas», denunció.

No fue su única crítica a Moncloa, a quien acusó de poner «trabas a nuestro desarrollo», en referencia al último recorte del Trasvase Tajo-Segura anunciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. «Nos cierran el grifo del agua o le suben el precio y nos obligan a pagarlo como si fuera petróleo», dijo, concretamente.

El presidente López Miras enumeró durante su intención otros retos que considera prioritarios en esta nueva etapa, como son «el empleo, la protección social, la atención sanitaria y el presente y futuro de los jóvenes».

Advirtió a sus nuevos consejeros de que no cuentan con los clásicos cien días de cortesía para demostrar su capacidad

Dedicó parte de su comparecencia a agradecer a los nuevos consejeros de su Gobierno, Juan María Vázquez, Conchita Ruiz y Víctor Marín su compromiso. Sin embargo, también les advirtió de que carecen de los clásicos cien días de cortesía que se les otorga a los nuevos gestores a su llegada a los gobiernos. «No tenéis cien días para demostrar vuestra capacidad, sino que vais a tener que demostrarla desde ya», les indicó López Miras.

Sobre Vázquez, nuevo responsable de Medio ambiente, Mar Menor, Universidades e Investigación, afirmó que «es difícil encontrar una persona más cualificada y con mayor prestigio a nivel nacional para asumir estas responsabilidades». Aprovechó entonces para recalcar que la recuperación de este ecosistema es «una de las grandes prioridades» de su equipo.

Nos cierran el grifo del agua o le suben el precio y nos obligan a pagarlo como si fuera petróleo, dijo sobre Sánchez

De Ruiz, consejera de Política Social, Familias e Igualdad, destacó su «cercanía, cariño y permanente disposición para estar junto a los que más lo necesitan».

Finalmente, respecto Marín, nuevo titular de Educación, Formación Profesional y Empleo, afirmó que «conoce la Consejería de Educación como si fuera su casa», ya que hasta ahora ocupaba el cargo de director general de Recursos Humanos, Planificación Educativa y Evaluación. «Así la sientes y vives el día a día con pasión, ilusión y compromiso con el sector educativo. Quiero que sigamos avanzando en la educación del presente y del futuro para construir una Región de Murcia mucho mejor», señalo el presidente autonómico.

Dirigiéndose a los tres, reconoció sentirse «orgulloso», pero les animó a trabajar porque «quienes deben sentirse orgullosos son los ciudadanos de la Región».

«No me cabe la menor duda que os vais a dejar la piel», dijo López Miras, quien se refirió al resto de integrantes del Consejo de Gobierno como «un grupo de personas cercanas, trabajadoras» y adelantó que van a «trabajar unidos, mano a mano, con el objetivo de que cada día cada uno de los habitantes de la Región sienta que su vida mejora».

Todo el PP quiso asistir

Como era de esperar, toda la cúpula del Partido Popular de la Región de Murcia quiso asistir a las que se espera que sean las últimas tomas de posesión de la legislatura. En el Palacio de San Esteban acudieron diputados del Grupo Parlamentario Popular, como su portavoz, Joaquín Segado, y varios de sus diputados, como Miriam Guardiola (que es portavoz del partido en la Región). También se pasaron por allí concejales populares de distintos ayuntamientos, como el de Murcia. Entre estos, destacaron el exalcalde de Murcia, José Ballesta, o Rebeca Pérez, que también tiene cargo orgánico en la formación.

La oposición critica el despilfarro que conlleva crear nuevas consejerías

La coordinadora autonómica de Ciudadanos en la Región de Murcia, María José Ros, ha dicho este martes que la remodelación del gobierno es un engaño a la ciudadanía «generando nuevas consejerías y nuevo gasto público, que además no está reflejado en los presupuestos». «Más gasto público que resulta inadmisible en el contexto de crisis económica que estamos atravesando los ciudadanos y que se podría evitar si, de una vez, actuara con responsabilidad y anteponiendo el interés de los murcianos a su interés personal y el de su partido», añadió.

Califica de «paripé» y «medida cosmética» el cambio dado a conocer ayer tarde por el presidente autonómico, Fernando López Miras, quién, según Ros, «por primera vez admite que los tránsfugas son incapaces de gestionar, pero en lugar de quitarlos, los mantiene en el gobierno y eso es un verdadero acto de cobardía». En concreto, y referido a la nueva consejería del Mar Menor, Ros se lamenta que se cree ahora tras 26 años de dejadez sobre la laguna y opina que su intención será «maquillar la nefasta actuación del PP» sobre el mar Menor.

El PP responde que la remodelación no supone aumentar el gasto público y no comporta nuevas partidas económicas

El secretario general del PSOE en la Región de Murcia, Pepe Vélez, también criticó que que los cambios anunciados por López Miras en el Gobiernoregional a pocos meses de las elecciones autonómicas son «un intento de lavado de cara vergonzante y una tomadura de pelo que no cambia nada». «La única diferencia es que aumenta el número de consejerías y, por tanto, el gasto público», ha resaltado.

Al respecto, el vicesecretario general de Organización del PP, Joaquín Segado, ha afirmado que la remodelación del Gobierno regional no supone incremento del gasto público y no comporta nuevas partidas económicas, ya que los presupuestos de 2023 están aprobados y «el número de las consejerías no llega ni a la mitad de los ministerios que tiene Pedro Sánchez, alguno de los cuales no sabemos ni a qué se dedica». Segado se refiere así a los 22 ministerios del Gobierno central frente a las siete consejerías que había en el Ejecutivo autonómico, a las que ayer tarde se sumaron dos más en la remodelación dada a conocer en rueda de prensa por el presidente, Fernando López Miras.

A su juicio, la remodelación «garantiza la estabilidad, la fortaleza y la unidad ante el contexto de incertidumbre actual que estamos viviendo» y el Ejecutivo es «aún más fuerte y experimentado» y llega en un momento ensombrecido por las consecuencias de la guerra en Ucrania, por el «la amenaza inminente» del recorte del trasvase del Tajo o por la «inflación galopante».