Los primeros trenes de Alta Velocidad que conectarán la Región con Madrid empezarán a circular el próximo día 20, si no se producen cambios de última hora. Ni el Ministerio de Transportes ni Renfe han confirmado todavía la fecha para la puesta en marcha del servicio, pero la compañía ferroviaria ha comunicado este miércoles los turnos de trabajo a los empleados que se incorporarán a esta línea dentro de doce días, según ha informado el presidente del comité de empresa, Juan José Pérez. El día 19 está previsto el viaje inaugural sin pasajeros.

La nueva conexión incluye cuatro trenes diarios en cada sentido entre Murcia y Madrid. Dos de los viajes pasarán por Alicante y alargarán el trayecto casi hasta las tres horas y media, más de lo que tardaba el Alvia inaugurado en 2019. Terminarán el recorrido en la estación de Atocha. Saldrán de Murcia sobre las 11.50 horas y las 19.30.

Los dos trenes que no pasarán por la capital alicantina tardarán unas dos horas y 50 minutos y llegarán hasta la estación de Chamartín. Saldrán de la estación del Carmen a las 6.25 horas y a las 13.55.

También está previsto que tras la apertura de la nueva línea entren en funcionamiento los trenes de Cercanías que conectarán Murcia con Alicante en unos 45 o 50 minutos, cuando los actuales automotores de gasoil tardan cerca de hora y media.

De forma simultánea seguirán circulando los antiguos, aunque el presidente del comité de empresa de Renfe indicó que parte de los trenes antiguos serán utilizados como lanzadera para que los viajeros de Cartagena lleguen a coger el AVE a Murcia.

Juan José Pérez asegura que los empleados de Renfe se sienten «defraudados» ante la llegada de la Alta Velocidad, dado que aún no hay fecha para el AVE a Cartagena. Apuntó que los usuarios tendrán que realizar "un viaje de más de una hora hasta Murcia y deberán salir de la estación soterrada del AVE para subir a las vías en superficie".

También considera insuficientes los cuatro trenes diarios y da por hecho que los dos con parada en Alicante «darán más servicio» a la capital de la provincia vecina. A su juicio, la Región necesitaría más servicios diarios.

La prolongación de la línea de Alta Velocidad hasta Murcia ha despertado grandes expectativas en la Región, que estrenará los primeros 15 kilómetros de vía electrificada entre la estación del Carmen y Beniel y dejará de ser una de las comunidades autónomas que no tienen ni un solo kilómetro de vía electrificado. El AVE llegará a la estación del Carmen soterrado, gracias a la presión que ejercieron los vecinos de los barrios próximos a la vía para que se levantara el tendido en superficie que había construido el Ministerio de Fomento antes de que Pedro Sánchez relevara a Mariano Rajoy en la Moncloa y se construyera el túnel que evita el efecto barrera del tren en la zona sur de la ciudad.

Adif ha construido una estación exclusiva para los trenes de Alta Velocidad, a la que ya han llegado los trenes laboratorio, mientras que sigue en obras la nueva estación por la que pasarán los trenes de Cercanías y de Media Distancia.

Sin embargo, la llegada del AVE se ve empañada por el corte de la conexión de Cartagena a Chinchilla por Cieza y de la línea de Lorca y Águilas, en las que se ha cerrado al tráfico, según defiende Adif, para agilizar las obras del Corredor Mediterráneo.

De momento no hay plazos para recuperar la línea de Chinchilla, a pesar de que la electrificación de la conexión natural de la Región con Madrid está contemplada en los planes de la UE.