Ciencia

En marcha hacia la excelencia científica

El Instituto de Investigación en Salud y Deporte de la UCAM cumple su primer año con más de 70 start up alojadas y decenas de proyectos de investigación biomédica

María Josefa Yañez Gascón muestra el microscopio electrónico de barrido.

María Josefa Yañez Gascón muestra el microscopio electrónico de barrido. / JUAN CARLOS CAVAL

Ana García

Ana García

Incubadora, según la RAE, es el lugar en el que se favorece el desarrollo de algo. Y eso es precisamente en lo que se ha convertido el Instituto de Investigación en Salud y Deporte UCAM HiTech en el año que lleva funcionando.

Este centro de más de 2.000 metros cuadrados ubicado en la pedanía murciana de Guadalupe nació de las aspiraciones de la Universidad Católica San Antonio de seguir avanzando en dos campos en los que ha ido dando importantes pasos en la última década: ciencia y deporte.

Las ciencias y las decenas de proyectos de investigación que en él se desarrollan funcionan como eje central de su planteamiento, usando estas iniciativas también para favorecer el impulso empresarial, con una concepción de incubadora de alta tecnología en los ámbitos de la salud, el deporte y la alimentación.

El UCAM HiTech abrió sus puertas hace un año y en este tiempo ya aloja a más de 70 start up, además de contar con distintas líneas de colaboración con otras 22 empresas de fuera de la Región, según explica el director ejecutivo del Instituto Tecnológico de Murcia, César Nicolás.

En marcha hacia la excelencia  científica |

Cesar Nicolás y Estrella Núñez en las instalaciones del UCAM HiTech. / Juan Carlos Caval

Gran parte de los 5,5 millones de euros que se han invertido se han destinado a equiparlo con la última tecnología gracias a la financiación de la propia universidad y los fondos llegados a través del programa europeo Feder.

Laboratorios de última generación, espacios de incubación, oficinas de gestión y áreas de coworking conforman este espacio, en el que también se aloja un laboratorio de virología cofinanciado por la Comunidad Autónoma y dos empresas incubadas en la UCAM: San Antonio Biotics, dedicada al desarrollo de probióticos y participada por Central Lechera Asturiana, y San Antonio Technologies, que asiste al desarrollo de ensayos clínicos. En total, 7 millones de euros en proyectos activos de colaboración con empresas de ámbito regional, nacional e internacional.

Entrar a HiTech supone zambullirse en el mundo de la excelencia científica, un entorno en el que investigadores de Murcia, de otras comunidades y del extranjero trabajan de la mano para lograr avances en el ámbito de la salud, el desarrollo de nuevos alimentos o la mejora del rendimiento físico.

Las instalaciones de este instituto de investigación están al servicio de empresas consolidadas que necesitan desarrollar o validar una investigación, pero también de aquellas que acaban de arrancar y necesitan mentorización y un impulso para posicionarse en el mercado.

En marcha hacia la excelencia  científica |

Muestras de prótesis creadas mediante impresión 3D en uno de los laboratorios. / Juan Carlos Caval

Una decena de laboratorios

Si la planta baja está dedicada a este ámbito, el de los encuentros empresariales, las presentaciones y las reuniones de equipo, es en el sótano donde desarrollan todo su trabajo la mayor parte de los investigadores. Una decena de laboratorios y unidades de apoyo conforman este conglomerado científico que analiza desde los parámetros del Mar Menor para crear una laguna digital hasta los alimentos libres de sustancias dopantes, nuevos procesos para la curación de heridas o la reprogramación celular, entre otras.

A Estrella Núñez, vicerrectora de Investigación de la UCAM, se le ilumina la cara cuando empieza a explicar los proyectos que hay en marcha y aquellos que están en cartera a punto de arrancar.

MODELADO MOLECULAR

En una de las zonas del UCAM HiTech se encuentra el equipo de informática encargado del modelado molecular, uno de los servicios centrales que da apoyo a las empresas alojadas y colaboradoras. Estos profesionales se encargan de estudiar la interacción de un fármaco con un receptor, realizando el screening necesario para saber qué compuesto es el que interacciona con la proteína hacia la que se quiere ir.

Trabajan en ámbitos como la oncología y en este campo tienen en marcha un proyecto sobre vitamina C y cáncer en el que se ha demostrado que la vitamina C tiene un efecto inhibidor en el desarrollo de tumores. Estrella Núñez apunta que esta investigación se desarrolla con la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y "se han logrado unos resultados prometedores que están en vías de publicación".

En marcha hacia la excelencia  científica | FOTOS DE JUAN CARLOS CAVAL

El instituto de investigación de la UCAM lleva un año funcionando. / Juan Carlos Caval

NEUROBIOLOGÍA

En este mismo espacio también se encuentra el Laboratorio de Neurobiología, que trabaja en varios proyectos con el Instituto de Neurociencias de Alicante.

APOYO METODOLÓGICO

Uno de los recursos que ofrece el instituto de investigación es el apoyo metodológico a profesionales que quieren llevar a cabo un estudio pero no saben por dónde empezar, de ahí que se pusiera en marcha la Unidad de Apoyo Metodológico. "Hay médicos y especialistas que por su trabajo clínico diario tienen acceso a multitud de datos en salud que pueden ser aprovechados, pero que no saben planificar o desarrollar una investigación y plasmarlo después en una investigación científica, por lo que desde aquí les ofrecemos ese servicio", indica la vicerrectora de Investigación de la UCAM.

UNIDAD DE DENSITOMETRÍA

Los profesionales también disponen en el HiTech de una sala equipada con un densitómetro con el que medir la calidad ósea o para ser utilizado en proyectos de salud y deporte, así como en el estudio de complementos alimenticios. Esta sala está preparada para radiación de baja frecuencia.

En marcha hacia la excelencia  científica

Reunión de alumnos para mostrar los proyectos de impulso empresarial. / Juan Carlos Caval

SMART LAGOON

El Mar Menor está siendo recreado digitalmente en otra de las dependencias con el proyecto Smart Lagoon, con el que se quiere crear un hermano gemelo de la laguna salada gracias a los datos que se recogen mediante cámaras, sensores y boyas para así predecir qué le puede ocurrir y poder adelantarse con medidas concretas. En él colaboran la Universidad Politécnica de Valencia y la universidad sueca de Uppsala.

ANATOMÍA PATOLÓGICA

En la planta -1 encontramos el Laboratorio de Anatomía Patológica, donde se encuentra el microscopio electrónico de barrido, uno de los equipamientos más costosos adquiridos por la UCAM y valorado en más de 600.000 euros. Este microscopio fue usado para estudiar el sudario de Oviedo, según explica su responsable, María Josefa Yañez Gascón, pero también se emplea en el análisis de materiales y superficies como huesos y dientes, en salud, hormigones de construcción o proyectos de restauración del patrimonio.

CÁMARA HIPERBÁRICA

El instituto de investigación también dispone de una cámara hiperbárica con la que se llevan a cabo estudios en colaboración con la Sociedad de Medicina Hiperbárica sobre curación de heridas, odontología, pruebas a deportistas y sobre germinación de semillas.

LABORATORIO DE QUÍMICA

El Laboratorio de Química y Bioquímica del HiTech es uno de los más amplios y generalistas, dotado con campanas de extracción, agitadores, centrífugas, etc.

En marcha hacia la excelencia  científica

Iván López y Ana Belén Hernández en el Laboratorio de Espectrofotometría e Impresión 3D del HiTech. / Juan Carlos Caval

CROMATOGRAFÍA

Otras dos instalaciones son el Laboratorio de Cromatografía y el de Espectrofotometría e Impresión 3D. En el primero se llevan a cabo análisis de componentes, disoluciones o alimentos, mientras que en el segundo se estudian materiales biocompatibles para intervenciones y prótesis. En él Iván López y Ana Belén Hernández desarrollan biomateriales para regenerar tejido óseo.

CULTIVOS CELULARES

En el Laboratorio de Cultivos Celulares se cuenta con una bioimpresora en la que se pueden llegar a imprimir células e hidrogeles.

MICROBIOLOGÍA

El estudio de bacterias en alimentos y odontología se lleva a cabo en el Laboratorio de Microbiología, "aunque es tan versátil que se puede ampliar a otros campos", apunta Estrella Núñez.

LABORATORIO IZPISÚA

Una de las joyas de la corona del HiTech es el Laboratorio Izpisúa Belmonte. En él se trabaja con células humanas y gracias a él la UCAM es la única universidad española que cuenta con un convenio con Altos Labs en el que también participa el Clinic de Barcelona, en un proyecto que busca el rejuvenecimiento de órganos para trasplantes. En este espacio se usan dos tecnologías: reprogramación celular (para rejuvenecer las células) y edición génica (para cambiar el ADN de la célula). Y entre los proyectos en marcha destacan los centrados en esclerosis múltiple, covid y enfermedades raras.

El Laboratorio Izpisúa alberga a su vez un laboratorio de cultivos celulares y otro de virología de seguridad tipo 2 para trabajar con virus y presión negativa. En él Rubén Zapata trabaja en el proyecto Bion, con el que se ioniza el aire para potenciar la regeneración de las células, y que iniciará en breve el ensayo con ratones ancianos. Por su parte, Silvia Montoro y Sara Martínez desarrollan un trabajo del Carlos III y el grupo del doctor Pablo Conesa, del Hospital Santa Lucía, sobre nuevos antitumorales para cáncer de colon. En definitiva, toda una ventana abierta a la ciencia.

Suscríbete para seguir leyendo