La Comunidad Autónoma ha extraído, en lo que va de año, un total de 18.387 toneladas de biomasa del Mar Menor, según han informado fuentes de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente. Esto ha conllevado la extracción de 374 toneladas de nitratos y 12,51 toneladas de fosfatos de la laguna salada.

En relación a los parámetros que permiten conocer el estado del Mar Menor, las últimas mediciones globales, correspondientes a este miércoles, 7 de septiembre, arrojan un nivel de oxígeno de 5,46 miligramos por litro, por encima de los 5,44 miligramos registrados una semana antes, el 1 de septiembre.

La temperatura también ha caído un grado en ese periodo de tiempo (de 29,10 a 28,10 grados), mientras la turbidez se ha mantenido en los mismos valores. Por su parte, la clorofila y la salinidad han descendido ligeramente al registrar el 7 de septiembre. La bajada tanto de la temperatura como de otros parámetros vigilados por la Comunidad refleja que el peligro de una anoxia desaparece conforme se aleja el verano.

Por otro lado, el caudal medio de entrada de agua por la Rambla del Albujón es actualmente de 70 litros por segundo, lo que supone una media diaria, en lo que va de septiembre, de 1.370 kilos de nitratos y de 4,95 kilos de fósforo.

El presidente regional Fernando López Miras, preguntado sobre la petición de Bruselas al Ejecutivo murciano de fiscalizar el uso de los fondos europeos destinados a la recuperación del Mar Menor, ha subrayado que «en absoluto» se siente «señalado» por ese requerimiento, ya que todos los fondos públicos deben ser fiscalizados para disponer de información permanente sobre su uso.

En su opinión, la petición demuestra que su Gobierno está invirtiendo en la laguna salada, no así el español, al que no se le ha requerido esa fiscalización porque de los 500 millones de euros que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se comprometió a gastar, no se ha invertido «nada».