El sector del vino de la Región espera alcanzar 80.000 toneladas de uva de excelente calidad, recolectada en la campaña que acaba de iniciarse y que se prolongará durante las próximas semanas.

Las altas temperaturas registradas en los últimos meses, sumado a la falta de precipitaciones, podría condicionar este año el volumen obtenido. Del total estimado, más de 66.000 toneladas corresponden al ámbito geográfico de la Denominación de Origen Jumilla, más de 9.000 a la DO Yecla y más de 3.000 a la DO Bullas.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, visitó ayer los viñedos del municipio de Yecla con motivo del inicio de la vendimia, donde reconoció que «los vinos de la Región de Murcia destacan, más que por su cantidad, por su enorme calidad, y son cada vez más reconocidos y demandados en el mundo».

El pasado año se produjeron 864.219 hectolitros de vino, lo que supuso un incremento del 18,3 por ciento con respecto al año anterior. El 96 por ciento de esta producción fueron vinos tintos y el 4 por ciento restante vinos blancos.

Los vinos de calidad con D.O. suponen 101,4 millones de euros (58 por ciento del total), con un crecimiento del 5,5 por ciento; los vinos de mesa se elevan a 34 millones de euros (8 por ciento), y el resto de vinos asciende a 38 millones de euros, con 28 por ciento de crecimiento anual. Las empresas del vino vienen a facturar al año unos 300 millones de euros y dan empleo a unos 1.000 trabajadores directos.

Las exportaciones de vino en 2021 ascendieron a 174,3 millones de euros, un 10,2 por ciento más que en 2020 (158,2 millones de euros).