La Policía Nacional ha desplegado un importante dispositivo formado por unos 25 agentes en el poblado chabolista de Patiño, en el municipio de Murcia, para comprobar que las personas de la zona tenían en regla la documentación legal para residir en España.

Las unidades pertenecían a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, Medios Aéreos, Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Grupo Operativo de Respuesta (GOR), junto con la Brigada de Extranjería y Fronteras.

La Policía Nacional recibió la denuncia de varios ciudadanos de que dos de los clanes que habitan en dicho poblado tuvieron un enfrentamiento cuyo resultado fue la detención de cinco personas.Desde aquel momento se ha reforzado la prevención el patrullaje por la zona para evitar que el incidente se repitiera o se pudieran tomar represalias en las diferentes familias que allí habitan.

En esta operación se ha contado con el trabajo de las unidad de Extranjería y Fronteras, ya que el total de los habitantes del poblado son de nacionalidad extranjera, más concretamente búlgaros. Así, la Policía Nacional ha realizado una identificación plena de los allí presentes comprobando la vigencia de los permisos de residencia en España.

También se ha aprovechado para controlar y comprobar si se refugia allí alguna en persona que esté buscada por la acción de la justicia, aprovechando las características de la zona, y la difícil accesibilidad a la misma.