Kiosco

La Opinión de Murcia

Economía

Bullas da con la fórmula para ahorrar en la factura de la luz de forma sostenible

La Solar y Efficiency piden a los ayuntamientos que impulsen este proyecto con beneficios "sociales, medioambientales y económicos" para los vecinos

La presidenta de la FMRM, María Dolores Muñoz, relanzó ayer el proyecto desarrollado en Bullas. | L.O.

Hace cinco años que nació en Bullas su Comunidad de Energía Renovable, cuya finalidad es ofrecer a sus vecinos beneficios medioambientales, económicos y sociales. La cooperativa de consumidores y usuarios de electricidad sin ánimo de lucro La Solar Energía y la consultora de ingeniería Efficiency Services Consulting se unieron entonces con el fin de ayudar a las entidades públicas y privadas, profesionales y colectivos a integrarse en un nuevo modelo energético, ofreciendo asistencia técnica y asesoramiento jurídico. Ayer se celebraron unas jornadas en la sede de la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FFRM) para que alcaldes, concejales y técnicos municipales, empresas y pymes pudieran conocer los resultados de este proyecto piloto en el municipio del Noroeste. Es hora de «replicarse».

El director de proyectos de comunidades energéticas de la Región, Francisco Espín, explicó que estas comunidades incluyen un banco solidario de energía, ya que «parte de los beneficios se acumulan en kilovatios hora o monetizando ahorros para conseguir el objetivo de ofrecer beneficios sociales». En otras palabras, el banco se traduce en bonos energéticos destinados a mitigar la pobreza energética. En el caso de Bullas, han sido treinta familias las que han recibido un bono energético de noventa euros cada una del citado banco solidario.

La Solar y Efficiency buscan ahora expandir el proyecto, que han llamado ‘semilla’, para lo que piden a los diferentes ayuntamientos de la Región que trabajen «para que las empresas conozcan este cambio de modelo energético». Con esta herramienta, aseguran, «podemos descarbonizar nuestra economía, electrificar la demanda y conseguir que el mercado sea justo, transparente y que esté en manos de los ciudadanos para que cree empleo de manera local».

Han creado, además, un banco solidario con bonos energéticos destinados a mitigar la pobreza energética

decoration

El objetivo no es que la comunidad energética de Bullas, que tiene un área de influencia de 50 kilómetros, siga creciendo hasta albergar toda la Región, sino que se creen distintas comunidades según la zona.

Los ayuntamientos de Lorquí y de Abarán ya han mostrado interés por este proyecto y Espín espera que, «a partir de ahora», otras corporaciones municipales den un paso adelante.

Asegura, además, que el ahorro económico para las figuras jurídicas o no que integren estas comunidades es notorio. «El tiempo de retorno de la inversión sin ayudas es de 6 o 7 años; sin embargo, con ayudas del 80%, es de tan solo un año. Eso permite que un 10% de los ahorros se vaya al banco solidario de la energía», matizó.

En este sentido, insistió en diferenciarse de otro tipo de proyectos, ya que «las comunidades de energías renovables tienen beneficios económicos en lugar de ganancias financieras».

José Vélez: "El Gobierno anterior solo puso trabas"

El delegado del Gobierno, José Vélez, dijo que este avance sería «muy complicado si no hubiese un Gobierno de España comprometido totalmente con las energías renovables, cuando el gobierno anterior lo único que hizo fue poner las trabas necesarias y normas suficientes para acabar con los proyectos de energías renovables».  

Asimismo, aprovechó para responder a la consejera Miguélez que el Gobierno central no ha dejado fuera a la Región de la inversión de más de 500 millones para desarrollar las renovables: «Lo diría por desconocimiento absoluto o incapacidad en al gestión». J.F.C.

Pueden crearlas desde ciudadanos hasta empresas, profesionales autónomos, entidades locales o bien pueden ser mixtas, constituyéndose en asociación o bien como cooperativa fundamentalmente. La Solar imparte talleres informativos allí donde surja la iniciativa para montar una comunidad energética, busca además una dependencia municipal para poner en marcha las placas solares de autoconsumo y una vez esté todo claro se constituye la entidad jurídica que obtendrá las subvenciones.

La presidenta de FMRM, María Dolores Muñoz, que también es alcaldesa de Bullas, donde se ha desarrollado el proyecto semilla, enmarcó este proyecto dentro de un proceso de transición ecológica «que nos tiene que llevar a un cambio de paradigma». Asimismo, subrayó la necesidad de, «a parte de mejorar la factura de energía, cuidar nuestra salud».

Compartir el artículo

stats