El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha sido condenado a indemnizar con 21.000 euros al esposo y a la hija de una paciente a la que no diagnosticaron a tiempo un cáncer de mama que le causó la muerte, según se dispone en la sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM).

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, estima así parcialmente la demanda de los herederos y reduce la indemnización que solicitaron, que superaba los 200.000 euros, al diez por ciento de la misma al señalar que el carcinoma que sufría la enferma era de los más agresivos y de peor pronóstico, con altos índices de mortalidad.

Dice la Sala que los demandantes expusieron en su reclamación que la paciente acudió en febrero de 2017 a su centro de atención primaria por presentar unos pigmentos anormales en una mama, limitándose el médico que la atendió a prescribirle una pomada tras indicarle que se trataba de unos hongos.

En julio siguiente regresó al centro asistencial al presentar una ulceración mamaria, recetándole entonces dos pomadas.

Al no mejorar su situación, acudió al hospital Rafael Méndez de Lorca, donde se le diagnosticó un cáncer de mama ante el que no dio resultado la quimioterapia, para fallecer en febrero de 2019.

La Sala, al estimar parcialmente la demanda, dice que hubo un anormal funcionamiento de los servicios sanitarios, ya que la patología cutánea que presentaba en su primera visita debió haber alertado a su médico sobre la patología que realmente presentaba.

Y añade que con mayor motivo debió haber pensado en la misma en la visita en la que se le encontró un eczema en la mama, lo que habría aconsejado remitirla al especialista.