Los camioneros de la Región inician hoy una huelga para obligar a las empresas a pagarles las horas extraordinarias. CC OO, UGT y USO han convocado el paro hasta el próximo 2 de enero tras el fracaso de las negociaciones del convenio colectivo, que está bloqueado desde 2019. Están llamados a la huelga 25.000 trabajadores del transporte, 15.000 de los cuales realizan viajes de larga distancia.

También las empresas del transporte habían anunciado un cierre patronal entre el lunes y el miércoles de esta semana, que fue desconvocado tras alcanzarse un acuerdo entre las grandes patronales nacionales y el Ministerio.

A partir de hoy irán a la huelga los conductores de los camiones para exigir a las empresas la aplicación de «un registro de jornada conforme a Derecho», que permita contabilizar las horas realizadas fuera del horario laboral. Los sindicatos convocantes aspiran a conseguir que las horas extraordinarias tengan «un precio superior a las de la jornada ordinaria». Actualmente se pagan dentro del plus de kilometraje, que también incluye la nocturnidad. Reclaman igualmente incremento salarial del 6 por ciento, que compense la congelación salarial de los años 2019, 2020 y 2021, el mantenimiento de las dietas y una compensación por dormir en la cabina.