El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha puesto en servicio este jueves el tramo este de la Autovía del Reguerón, en la circunvalación de Murcia MU-30, en la provincia de Murcia. Esta actuación ha contado con un presupuesto total de 215,9 millones de euro.

Las obras han consistido en la construcción de un nuevo trazado de autovía a lo largo de 6,8 kilómetros de longitud troncal, a los que se añaden los 2,4 de la avenida de Levante, puesta en servicio el pasado mes de febrero, y los 2,5 de los ramales de conexión con la autovía autonómica RM-1, de Zeneta a San Javier.

El principal objetivo de esta nueva autovía es aliviar la congestión estival en el Puerto de la Cadena, en la A-30, y producir un considerable ahorro en tiempo y combustible al diversificar los itinerarios de retorno a la capital, acortando en 8 kilómetros el recorrido entre la costa y la ciudad de Murcia.

Adicionalmente, la Autovía del Reguerón, junto con la avenida de Levante, supone una importante mejora de accesibilidad para los 50.000 habitantes de los núcleos de población que se ubican junto a la Costera Sur de Murcia como son Algezares, Los Garres, Beniaján, Torreagüera, Los Ramos, Alquerías y Zeneta, que ahorrarán más de 15 minutos en sus desplazamientos al núcleo urbano de Murcia.

El nuevo tramo de autovía comienza en el enlace de Beniaján, que conecta la autovía con la avenida de Beniaján por el norte, y con la de Levante por el Sur, y finaliza en el enlace de Zeneta, donde entronca con la citada autovía autonómica RM -1, que canaliza el tráfico procedente de la costa del Mar Menor.

La sección transversal está formada por dos calzadas con dos carriles de 3,5 metros, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de 1 metro, separadas por una mediana de 10 metros de anchura, preparada para realizar una futura ampliación a tres carriles.

Con este tramo entran en servicio el enlace de la avenida de Levante, que está formado por una glorieta elevada de 140 metros de diámetro y cuenta con dos pasos superiores mixtos; y el enlace con la autovía regional RM-1, de Zeneta a San Javier, donde también conectará en el futuro la autovía autonómica Zeneta-Santomera.

Este nuevo tramo incluye, asimismo, tres importantes viaductos. Un primer viaducto ubicado en el principio de la obra, en el km 0,760, para cruzar simultáneamente sobre la pérgola del AVE y el canal del Reguerón. Este viaducto consta de tres tramos de vigas metálicas de tres metros de canto y 75 toneladas de peso, que totalizan una longitud de 140 metros lineales.

Un segundo viaducto, de 153 metros de longitud, ubicado en el kilómetro 10,600 para cruzar sobre la Balsa de regulación de riego de la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia.

Finalmente, un tercer viaducto ubicado en el kilómetro 15,000, con una longitud de 1.020 m, que cruza sobre la carretera RM-303 y el ramal de ferrocarril de la línea Murcia-Cartagena, disponiendo de un vano reservado para que en el futuro también pueda cruzar el AVE Alicante-Cartagena.

Además de los tres viaductos, se han construido dos pasos superiores y cuatro pasos inferiores que, junto a la ejecución de más de 5 kilómetros de caminos de servicio paralelos a la traza del tronco, garantizan el acceso a las propiedades colindantes y la permeabilidad del trazado a lo largo de su recorrido.

Para garantizar la integración ambiental de la obra se han revegetado los taludes y márgenes, mediante la plantación de 40.000 ejemplares autóctonos y de 300.000 m2 de hidrosiembras, además de colocar 5 kilómetros de pantallas antirruido.