La política cada vez va más deprisa, al menos en la Región de Murcia. Desde que comenzó 2021, cuatro consejeros han abandonado el equipo de Fernando López Miras, aunque cada uno por motivos bien distintos. 

El primero fue el consejero de Salud, Manuel Villegas, en enero, empujado por el escándalo de las vacunaciones masivas saltándose el protocolo en su propia Consejería. Un mes después se despedía la consejera de Transparencia, Beatriz Ballesteros, tras conocer una remodelación que estaba preparando su compañera Ana Martínez Vidal y que no contaba con ella. La última (antes de Celdrán) fue la de Francisco Álvarez, en abril, cuando dimitió como consejero de Empleo para ocupar la portavocía del Grupo Parlamentario Ciudadanos.