El consejero de Salud, Juan José Pedreño, ha tenido que salir en la tarde de este viernes a desmentir las declaraciones de algunos alcaldes socialistas "que no se corresponden con la realidad" al denunciar que Salud ha eliminado los puntos de vacunación que estaban habilitados en sus municipios. Para el responsable de Salud, las declaraciones de estos regidores del PSOE en las últimas horas son "injustas e inadmisibles".

Pedreño ha querido aclarar que "no se ha cerrado ningún punto de vacunación" en la Región, sino que se va a ofrecer un punto centralizado de vacunación masiva con el objetivo de "agilizar" la campaña para poblaciones más jóvenes que tendrían menos dificultades para desplazarse hasta estos puntos; pero en cualquier caso, ha resaltado, si no pueden desplazarse a otra localidad, se les pondrá la dosis en su centro de salud. 

"Hemos establecido un punto de referencia en cada área de salud, pero esto no significa la eliminación de otros puntos", ha matizado. Lo que ofrece Salud, según el consejero, es que haya un mayor número de personas vacunadas "lo antes posible".

No obstante, ha vuelto a insistir en que los vecinos de Águilas que no puedan ir hasta Lorca la semana que viene para vacunarse se podrán poner la dosis en su municipio, al igual que los de Jumilla que no puedan desplazarse hasta Yecla: "No desaparece ningún punto", ha vuelto a recordar.

Asimismo ha reconocido que, con la previsión de una mayor llegada de dosis de Pfizer, dadas sus características al no reunir las condiciones adecuadas para aguantar más de cuatro días una vez que se sacan a 'temperatura ambiente', es necesario aplicarlas lo antes posible en un punto centralizado.

Pedreño también ha confirmado que a partir de la semana que viene comenzarán a aplicar la vacuna de Janssen a los mayores de 70 a 79 años, aunque ha insistido en que es necesario que se apruebe su administración también a los mayores de ochenta años para agilizar la campaña.

Preguntado por si no hay un 'feedback' claro con los ayuntamientos de la Región, Pedreño lo ha negado y ha apuntado que "se mantienen todas las comunicaciones posibles". "Es un proceso complejo, trasladamos la información a los grupos que se van a vacunar y a los centros para que tengan conocimiento y que informen a los pacientes. Pedimos que colaboren y que no creen incertidumbre", ha señalado.