El segundo plan de rescate al sector turístico y hotelero, que se suma al aprobado el 7 de noviembre de 2020, incluye una dotación de 34 millones de euros, de los que hasta 35 millones de euros de ayudas a fondo perdido "para salvar la vida de nuestras empresas y autónomos, fundamentales para la reactivación de la Región de Murcia", según ha anunciado en rueda de prensa en el Palacio de San Esteban el presidente autonómico, Fernando López Miras.

El presidente nacional de la asociación de empresarios autónomos ATA, Lorenzo Amor, y el presidente de la patronal murciana Croem, coincidieron este martes en la necesidad de que el Gobierno central también apruebe un plan de estas características que contribuya a que no se pierda empleo en el sector y que tampoco se cierren empresas.

Amor recordó que aquel primer plan sirvió de inspiración a otras autonomías porque a la pandemia además de ganarle con medidas sanitarias, hay que llevar a cabo medidas de este tipo para solventar la que denominó "pandemia económica".

El presidente de ATA afirmó que "si con ERTEs, ceses de actividad, créditos ICO o créditos aplazados se pensaba que era suficiente para salvar empleos, no tiene ni pajolera idea de la situación de este país", y advirtió que países como Alemania han ayudado a las empresas con el 75 por ciento de lo facturado en 2019 y en el Reino Unido dando diez mil euros por hostelero, "y aquí cero euros en ayudas directas", ironizó.

López Miras ha dicho que "hoy se da un paso importante hacia la recuperación económica y hacia la recuperación de la normalidad en la Región de Murcia".

Por su parte, Albarracín indicó que se viven momentos sin precedentes en el que ciertos sectores, como el hostelero y turístico, se han visto obligados a cierres de actividad, y este acuerdo sirve para paliar su situación aún cuando alguien pueda decir que "nunca es suficiente" el acuerdo, pero sí aseguró que se trata de un alivio importante que hará "que sea algo más llevadera y poder subsistir y aguantar, y que el empleo no se venga abajo" en un sector que supone el 11 por ciento del PIB regional.

Anunció que su confederación trabaja con el gobierno regional para otro plan de rescate para el sector comercial, también afectado por el cierre de sus negocios en esta pandemia. 

Podemos asegura que el plan de ayudas "se queda muy corto" 

El diputado de Podemos en la Asamblea regional, Rafael Esteban, ha afirmado que el Plan de Rescate a la Hostelería y el Turismo presentado este martes se queda "muy corto" y es "mera propaganda mientras no se concrete en qué se traducen estas ayudas o si acaban en manos de empresas que no son las que más lo necesitan o las que más dificultades atraviesan por la Covid".

Para Esteban, este anuncio "parece más un plan diseñado por Croem para salvar al Gobierno regional que un plan diseñado por el Gobierno regional para salir en auxilio de la hostelería y la restauración", informaron fuentes del partido 'morado' en un comunicado.

El parlamentario ha considerado que "el proyecto de ayudas que hoy han presentado en rueda de prensa conjunta López Miras y Albarracín es un plan en el que las cifras son difusas", ya que "habla de 35 millones de euros, pero sin concretar a qué se van a destinar y para quién van a ir dirigidas".