04 de noviembre de 2020
04.11.2020
La Opinión de Murcia
Reacción

CROEM afirma que la hostelería "no es el problema" y señala a los 'botellones'

La patronal afirma que el cierre del sector los hace parecer "responsables de la incidencia del virus" cuando "son otros los factores que han determinado la situación actual"

04.11.2020 | 14:08
José María Albarracín.

La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM) ha expresado su desacuerdo con el cierre de la hostelería y ha considerado que este tipo de medidas señalan al sector "como responsable de la incidencia del virus".

En un comunicado, CROEM ha insistido en que respeta los criterios sanitarios, si bien ha señalado que la hostelería "no es el problema, y así se ha demostrado en otras regiones donde con bares y restaurantes cerrados el número de contagios se ha incrementado, como ya sucedió en la Región anteriormente".

"Bares, cafeterías y restaurantes, así como hoteles y, en general, los establecimientos turísticos han cumplido escrupulosamente con las medidas preventivas", han señalado desde la Confederación, tras recalcar que "son otros los factores que han determinado la situación actual".

Entre ellos, ha citado "las concentraciones masivas para hacer 'botellón' y las fiestas ilegales de irresponsables, tanto organizadores como asistentes". En este sentido, ha indicado que es "imprescindible seguir insistiendo en la concienciación de distintos colectivos de la sociedad, que a veces parecen vivir ajenos a la realidad".

CROEM ha exigido "sanciones contundentes" a todas las personas que incumplan las reglas y, muy especialmente, "a todos aquellos que se salten las cuarentenas", puesto que, ha añadido, "son el mayor foco de contagio".

MEDIDAS PARA PALIAR "EL DESASTRE"

Al hilo, el presidente de CROEM, José María Albarracín, mantuvo este martes una reunión virtual con la presidenta y el vicepresidente de la Federación de Municipios de la Región de Murcia, María Dolores Muñoz y Víctor López, respectivamente, para adoptar medidas "con carácter inmediato" que contribuyan a paliar "el desastre económico al que se ven abocados el comercio, el turismo, la hostelería y la hotelería".

Entre estas medidas se encuentran la reducción o exoneración del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la exención total de tasas de recogida de basura y alcantarillado, entre otras, al menos durante el primer semestre de 2021, así como de la tasa sobre uso de terrazas, "punto básico para la subsistencia de la hostelería", también en el primer semestre.

Igualmente, CROEM ha reclamado la agilización en la tramitación de autorizaciones y licencias municipales, y la preparación de un plan de promoción del comercio y la hostelería para contribuir a su recuperación.

"Rechazo frontal" de la Cámara de Comercio de Murcia

La Cámara de Comercio de Murcia muestra su "rechazo frontal" al anunciado cierre de bares y restaurantes en la Región por considerar que supondrá la "condena definitiva de un sector" que ya viene arrastrando importantes pérdidas por el cúmulo de restricciones impuestas desde marzo. Sus consecuencias, aseguran, se dejarán ver de forma inmediata con el cierre de empresas que en muchos casos se encuentran ya al límite y el consiguiente aumento del paro en un sector fundamental para la economía regional como es la hostelería y restauración.

Además, la corporación empresarial considera que la medida "carece de fundamentos científicos, dado que no existen evidencias sobre los porcentajes de contagios que tienen lugar en estos espacios". Por otra parte, "las terrazas son espacios al aire libre donde todos los expertos señalan que el peligro de contagio es mínimo, siempre que se cumplan las medidas individuales de protección", aseguran. En este sentido, la Cámara de Comercio señala que se podrían haber tomado medidas alternativas como reducir los aforos, antes de una eliminación total del servicio que califica de "excesiva y desproporcionada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook