31 de mayo de 2020
31.05.2020
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

El Mar Menor inundará los pueblos ribereños en 80 años

Los modelos climáticos del Gobierno prevén la desaparición de importantes zonas de la costa de la Región a causa del calentamiento global

30.05.2020 | 20:59
El Mar Menor inundará los pueblos ribereños en 80 años
Situación de cómo quedaría la costa regional con el aumento de la temperatura global cuatro grados y una subida del nivel del mar de nueve metros.

Incluso si se cumplen los objetivos del Acuerdo de París, el mar anegará el litoral de la laguna y de ciudades como Cartagena y Mazarrón.

El cono volcánico de El Carmolí, junto a la localidad cartagenera de Los Urrutias, será una isla más del Mar Menor en 80 años si la temperatura media del planeta aumenta cuatro grados. Los efectos del cambio climático sobre la Región de Murcia serán devastadores en menos de cien años y el litoral, que comprende 274 kilómetros de costa desde el Mojón en San Pedro del Pinatar hasta las Cuatro Calas en Águilas, sufrirá los mayores cambios a todos los niveles desde que comenzaron a asentarse poblaciones costeras hace miles de años.

De todo esto tendrá culpa el clima, y la consiguiente subida del nivel del mar, que sepultará bajo las aguas amplias zonas habitadas como la gran mayoría de localidades ribereñas del Mar Menor y gran parte de la lengua de tierra de 21 kilómetros que forma La Manga.

En la ciudad de Cartagena no varía el escenario. Con la subida del nivel del mar nueve metros, provocada por un aumento de la temperatura global de cuatro grados -según los datos que maneja el Ministerio de Transición Ecológica subirá 3,6 en la Región- , todo lo que esté por debajo de esa altura quedará inundado o parcialmente anegado a finales del siglo XXI. Las playas de Calblanque, la bahía de Portmán o el valle de Escombreras también se verán afectados por este aumento del nivel del mar. Localidades como el Puerto de Mazarrón o Águilas correrán con la misma suerte.

Situación de cómo quedaría la costa regional con el aumento de la temperatura global cuatro grados y una subida del nivel del mar de nueve metros. Earthtime

Estos escenarios no son ciencia ficción. Este es el panorama que dibujan las simulaciones realizadas a partir del Visor de Escenarios de Cambio Climático, un portal del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático del Ministerio para la Transición Ecológica, elaborado a partir de las proyecciones del Quinto Informe de Evaluación del IPCC (el panel internacional de expertos de la ONU en esta materia). Los datos de cada autonomía española pueden consultarse en los portales web de 'escenarios.adaptecca.es' y las animaciones en 'earthtime.org'.

Las perspectivas son dramáticas. Incluso si se cumple el objetivo del Acuerdo de París de limitar la subida de la temperatura global en sólo dos grados centígrados a final de siglo, la subida del nivel del mar que conllevaría esa situación sería de unos cinco metros en la costa de la Región de Murcia, suficiente para que se vean afectadas localidades como San Pedro del Pinatar, Santiago de la Ribera (San Javier), Los Alcázares y todos los pueblos costeros de la cubeta sur del Mar Menor, así como La Manga y Cabo de Palos. Esta subida de dos grados de media la Región no la experimentaría hasta llegar en torno al año 2070, es decir, dentro de 50 años.

La franja más al este de la Costa Cálida sería la más afectada ya que el entorno del Mar Menor es una gran llanura litoral con muy pocos metros sobre el nivel del mar. El 40% de la costa murciana es acantilada o abrupta, otro 37% es terreno de playa y un 23% de costa baja. Desde Cabo de Palos a Cabo Tiñoso es donde se concentra el terreno de costa más dominado por formaciones montañosas, por lo que sería la zona de costa menos afectada, aunque el modelo de previsión señala que con un aumento de cinco metros del nivel del mar la ciudad de Cartagena se seguiría viendo afectada.

En el litoral sureste, las zonas afectadas serían el Puerto de Mazarrón, Bolnuevo, la línea de costa desde Las Cobaticas hasta Puntas de Calnegre, el litoral más bajo del parque regional, Águilas y Calarreona.

Si la subida de la temperatura fuera sólo de 1,5 grados (el escenario más favorable y que se considera muy improbable) la situación no sería mucho más beneficiosa, sino bastante parecida, como se aprecia en el citado simulador climático. Pero si la subida fuera de 2ºC (y eso sí es probable), entonces las consecuencias serían aún más graves. Los efectos de la subida permanente del nivel del mar para el año 2100 se traducirán en la destrucción de zonas residenciales y turísticas construidas en áreas casi a nivel del mar y en el desplazamiento de esta población hacia otras zonas de la Región.

Veranos tórridos

Sin embargo, eso solamente será una de las consecuencias. El número de días cálidos en Murcia se duplicarán a finales de siglo pasando desde los 51 al año actualmente hasta los 100 días. Las noches cálidas no se quedan atrás y pasarán de las 58 este 2020 a las 115 noches en 2100. Estos datos de previsiones del Ministerio dejan un escenario complicado en la comunidad, donde los veranos serán más tórridos y con un aumento de la temperatura máxima extrema de dos grados, pasando de los 40 grados a 42 en apenas 65 años. Desde este 2020 hasta el año 2100, se prevé, según los modelos que maneja el Gobierno, que la Región registre un aumento de la temperatura máxima media de 3,6 grados (de 23,4ºC a 27ºC), mientras que la mínima variaría de 11,5ºC a 14,6ºC, es decir, 3,1 grados más de media por las noches. Las olas de calor que pueda sufrir la Región también arrojan un dato preocupante. La duración de estas, que para 2020 se sitúa en 16,5 días al año, se alargará hasta los 68 días anuales a final de siglo. El número de días al año en que la temperatura mínima superará los 20ºC pasará de los 37 de este año a los 96 dentro de 80 años.

Desde 2009 y hasta 2018, según datos oficiales de la Agencia Estatal de Meteorología, la temperatura máxima media en la Región se ha situado en 25,7 ºC, así como el número de días en los que el termómetro ha marcado una temperatura superior a 30 grados ha sido de 120 días al año. La preocupación ante estos modelos reside en que el mar Mediterráneo resulta especialmente afectado por el cambio climático debido a su latitud y por ser un mar casi cerrado y caliente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook