25 de enero de 2020
25.01.2020
Contaminación

Preguntas sobre el polvo africano que ha puesto en alerta a toda la Región

La culpa la tiene una nube procedente del Sáhara, que ha alcanzado la mitad sur de la Península Ibérica

24.01.2020 | 21:14

¿Por qué hay tanta contaminación estos días en Murcia? La culpa la tiene una nube de polvo africano en suspensión, concretamente procedente del Sáhara, que está en la mitad sur de la Península Ibérica y ha alcanzado a la Región, tal como explica Juan Andrés García Valero, meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Murcia.

¿Por qué viene el polvo?

La situación se debe a la presencia de bajas presiones en altura sobre la zona noroccidental de África. El viento que arrastra del sur trae consigo una gran cantidad de polvo en suspensión desde el desierto del Sáhara, lo que emborrona los cielos.

¿Es del desierto de verdad?

Sí que lo es. Del mismísimo Sáhara hasta la Región de Murcia. Con más de 9 065 000 kilómetros cuadrados; de superficie, abarca la mayor parte de África del Norte y tiene una extensión casi tan grande como la de China.

¿Por qué afecta tanto?

Porque se junta con la humedad. Hay vientos de Levante en capas bajas y aparte humedad. En las capas medias y altas es donde está el polvo del desierto. 
 

¿Hay que apagar la calefacción?

Ante la alerta por contaminación, los ayuntamientos pidieron la bajada de la temperatura de la calefacción de las casas. Lo que pasa, indica el meteorólogo, es que estos aparatos eléctricos también sueltan partículas. «Son muy buenas medidas, ya hay una concentración natural que no podemos evitar, pero sí contribuir a que haya menos emisiones», especifica.
 

¿Esto pasa solo en invierno?

«Puede pasar en cualquier época del año, pero es más común en invierno, porque es la época que más le cuesta a la atmósfera limpiarse», argumenta el experto de la Aemet. Además, hace frío, así que se ponen las calefacciones y la gente coge más el coche «para ir a trabajar», así que «se juntan el hambre con las ganas de comer».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook