12 de noviembre de 2019
12.11.2019
La Opinión de Murcia
Reacciones al 10N

Vox quiere que el PP "se retrate" con la Ley LGTBI y el Estatuto de Autonomía de Murcia

La diputada murciana Lourdes Méndez asegura que su partido aprovechará su mayor peso en el Congreso para arrastrar a los populares y echar atrás las dos normativas

11.11.2019 | 21:32
Vox quiere que el PP "se retrate" con la Ley LGTBI y el Estatuto de Autonomía de Murcia

Con 52 diputados, Vox se encuentra en una posición mucho más fuerte para intentar impedir que el Congreso de los Diputados apruebe la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, que se aprobó el pasado 1 de abril con el apoyo de todos los grupos políticos con representación en la Asamblea Regional.

El músculo con el que vuelven al Parlamento nacional les permitirá intentar «convencer» al Partido Popular de que «ese Estatuto no se puede votar», afirmó ayer a esta Redacción la diputada electa Lourdes Méndez. En su opinión, «el PP se ha puesto de perfil» ante la aprobación de muchas leyes y ahora «se van a tener que retratar».

La formación de Santiago Abascal, que el domingo ganó por sorpresa las elecciones en la Región de Murcia, nunca estuvo de acuerdo con la reforma del estatuto murciano, ya que consideran que contiene «leyes ideológicas de izquierda», como son, según consideran, el derecho a la identidad de género, la memoria democrática o el derecho «a una muerte digna» (voluntad vital).

El texto no es el único objetivo de los diputados murcianos de Vox, ya que también buscarán la derogación de las leyes LGTBI que han aprobado diversos parlamentos autonómicos por considerar que atentan contra derechos fundamentales. «La ley murciana va en contra del derecho de la libertad de educación de los padres, el derecho a la libertad de expresión y el derecho de igualdad», asegura Méndez, quien adelantó que lo harán recurriendo al Tribunal Constitucional.

Esperan la abstención del PP

Vistos los resultados de los comicios del 10N, a nadie se le escapa que la formación de Gobierno en España será más complicada que tras las elecciones del 28A. En Vox, no obstante, cuentan con que los ciudadanos no tendrán que ir a votar por tercera vez porque se abstendrá el Partido Popular. «Ellos fueron lanzando ese mensaje, mientras que nosotros dijimos que nunca pactaríamos con la izquierda», recuerda Lourdes Méndez, que pone como ejemplo el «generoso» acuerdo al que llegaron con el PP y Cs en la Región de Murcia «para que la izquierda no gobernara».

En este sentido, y teniendo en cuenta la debacle sufrida en Ciudadanos, Méndez teme que los resultados del 10N influyan negativamente en el Gobierno de coalición entre el Partido Popular y Cs, debido a que se atisba el peligro de una moción de censura. Para ella, los liberales, «que ya eran bastante veletas», se podrían mover a partir de ahora por su «ambición de poder». Es decir, «si el Partido Socialista les ofrece una mayor cuota de responsabilidad, y teniendo en cuenta que ellos no tienen ningún sustento ideológico que les mueva, puede pasar cualquier cosa», sentencia.

Lourdes gana a Teodoro

La cabeza de lista de Vox en la Asamblea, además de la lógica alegría que siente por haber ganado las elecciones, está especialmente orgullosa del hecho de haberse enfrentado al secretario general de los populares a nivel nacional, Teodoro García Egea, así como al secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, «que no es ninguna tontería».

Tal y como explica, «son personajes con mucha fuerza en sus partidos y esto hace que para nosotros sea un mayor triunfo». La candidata destacó el «gran esfuerzo» que ha hecho todo su equipo durante la campaña electoral, llegando a conseguir 1.200 apoderados «en muy poco tiempo». Por ello los altos cargos de Vox están muy agradecidos a su líder, Santiago Abascal, por haber dejado para el final la mención a Murcia cuando, tras subir al escenario tras conocerse los resultados, fue leyendo la lista de provincias en donde habían sacado escaño. «Fue emocionante», reconoce.

La ruptura del bipartidismo en la Comunidad es otro punto a destacar por Lourdes Méndez, quien considera que en los pueblos pequeños –en muchos de los cuales han ganado los comicios–hay mucho miedo a votar diferente al PP o al PSOE, los partidos que gobiernan normalmente. «Hubo gente que nos pidió papeletas porque no les habían llegado para ir a votar con el sobre cerrado y no tener que hacerlo delante de sus vecinos», cuenta.

Aunque en la noche electoral no consiguió hablar con Abascal, Méndez reconoció que sí recibió la felicitación de López Miras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas