29 de noviembre de 2018
29.11.2018
La Opinión de Murcia
Comercio

China acuerda con el Gobierno la compra de uva de mesa murciana

La Región, la principal comunidad exportadora de esta fruta con 92.771 toneladas en 2017, ve en el país asiático una oportunidad de negocio

28.11.2018 | 22:12
Una delegación asiática durante una visita a una explotación agrícola de Murcia.

Un nuevo mercado para la uva de mesa murciana se abre al otro lado del planeta. Los acuerdos comerciales del Gobierno de España con China esta semana para el impulso de las exportaciones hortofrutícolas pueden tener una derivada positiva para uno de uno de los cultivos más importantes de la Comunidad, la uva de mesa, (producto que reclama China), cuya venta a un mercado de 1.500 millones de consumidores está a punto de cristalizar.

La Región de Murcia es la principal Comunidad Autónoma exportadora de uva de mesa con 92.771 toneladas en 2017 por un valor de 190 millones de euros, seguida de Comunidad Valenciana con 26.155 toneladas por un valor de 54,2 millones de euros. Esto deja a la Región en una posición ventajosa ya que la exportación española de uva de mesa en 2017 se situó en 143.552 toneladas por un valor de 285 millones de euros, según datos de la Dirección General de Aduanas.

Es decir, la Región vendió en mercados extranjeros el 64,62% de la uva exportada en España. A la UE se destinaron 131.134 toneladas y 257 millones de euros, lo que representa el 91% del total en volumen y el 90% del total del valor, mientras que los principales destinos son Reino Unido con 103 millones de euros en 2017 y Alemania, con 54 millones de euros, según datos de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex).

Dicha federación ha asegurado que la firma del protocolo agrícola que permitirá la exportación de uva de mesa española a China es una «oportunidad única» que puede contribuir significativamente a la diversificación de los mercados.

En concreto, en el protocolo que se rubricó ayer entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la República Popular de China, Xi Jimping, se han fijado los requisitos fitosanitarios necesarios para comenzar los envíos de uva de mesa al país asiático. Respecto a la exportación extracomunitaria, Noruega es el primer receptor de uva de mesa española, con 4.816 toneladas en 2017 por un valor de 12,2 millones de euros, seguido por Sudáfrica con 2.800 toneladas y 5,6 millones de euros y ya con volúmenes inferiores destaca Canadá con 652 toneladas y 1,9 millones de euros y Emiratos Árabes Unidos con 523 toneladas y un millón de euros.

El protocolo de exportación de uva de mesa a China empezó a negociarse hace más de un año, y previamente y en el ámbito de la fruta, España también ha firmado protocolos de exportación a ese país de cítricos y de melocotón y ciruela.

Visitas desde Asia

El pasado mes de octubre varias delegaciones de China y Vietnam visitaron los cultivos de la uva de mesa en la Región y centros de envasado para comprobar los controles fitosanitarios y de seguridad alimentaria. El interés por la uva en China es tal que el «gigante asiático» es hoy el principal importador de uva de mesa en Asia, un mercado que quieren conquistar también empresas californianas, peruanas, chilenas, sudafricanas y australianas.

Ningún país productor quiere quedarse fuera de China, un mercado donde los consumidores asocian algunas frutas a determinados países. Así, por ejemplo, la mandarina la relacionan con Australia, las 'clemenvilles' a Sudáfrica y, de momento, la uva de mesa a California. No en vano, la uva californiana es, por volumen, la más importante en el mercado chino.

Para los chinos el color de la uva es fundamental, así como la presentación del producto. En estos momentos la uva que gana la partida es la 'Red Globe' chilena y es que en China las marcas son clave para la venta de cualquier tipo de producto en una economía que sigue tutelada por el Gobierno pero que poco a poco se va abriendo al consumismo. Pasear por las zonas de moda de urbes como Beijing , Shangai o Guangzou no es muy diferente a hacerlo en una calle de tiendas de París o Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído