22 de noviembre de 2018
22.11.2018
La Opinión de Murcia
Transporte

La demora del soterramiento del AVE en Murcia retrasa hasta 2020 su llegada a Elche y la Vega Baja

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) tiene ya en pruebas el tramo entre Monforte y la estación de Matola, pero todavía no ha adjudicado el proyecto para llegar a la capital del Segura

22.11.2018 | 13:37
Imagen de un tramo ya acabado del AVE en Elche.

Nuevo retraso en la llegada del AVE a Elche y la Vega Baja. Un informe de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) sobre la evolución de las obras del Corredor Mediterráneo ha vuelto a echar un jarro de agua fría sobre la llegada de la alta velocidad y, en concreto, la conexión con Madrid, ya que los técnicos del «lobby» empresarial han constatado que la demora que han acumulado los trabajos en 2018 va a provocar que el tramo Monforte-Murcia no esté listo hasta el segundo semestre de 2020. Los cálculos de la asociación que preside Vicente Boluda corrigen la última fecha aportada por el Ministerio de Fomento, que en boca del ministro José Luis Ábalos se fijó para el verano de 2019.

Lastrado

Josep Vicent Boira, comisionado del Ministerio de Fomento para supervisar la evolución de los trabajos en el corredor, aseguró ayer que el tramo Monforte-Elche está en pruebas y está previsto acabarlas a lo largo de 2019. Sin embargo, los plazos se alteran por el retraso que sufre la ejecución de los trabajos en la entrada del AVE en Murcia, donde llegará soterrado. Ya se cuenta con el presupuesto asignado pero el proyecto todavía no se ha adjudicado. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) estima que los trabajos acaben en 2020. Y el AVE no llegará a Elche si no hay final de trayecto en Murcia.

Las buenas intenciones del ministro José Luis Ábalos topan con la realidad técnica y el AVE tardará un año más en llegar a la estación de Matola, que sigue también sin proyecto para estar conectada por ferrocarril con el aeropuerto. Y eso que el ministro acaba de anunciar en el Senado que este año se han invertido 380 millones de euros en la red de ferrocarriles de la Comunidad Valenciana.

El tramo Monforte-Murcia del Corredor Mediterráneo es clave para el enlace en alta velocidad entre Elche y Madrid y, por ende, para la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo entre Murcia y Francia, con las derivadas positivas para los 356.000 vecinos censados en la Vega Baja. Una población que se triplica durante el verano.

En cuanto al resto del corredor, el Ministerio de Fomento ha licitado este año la redacción del proyecto y ejecución de las obras de montaje de vías en ancho ibérico y electrificación de un tramo de aproximadamente 40 kilómetros entre La Encina y Xàtiva y de la señalizaciones y telecomunicaciones entre las localidades Villena-Xàtiva y València.

Aeropuerto

Por otro lado, el ministro ha anunciado esta semana en el Senado que la conexión del aeropuerto con el ferrocarril (primera fase de la variante de Torrellano), y el enlace con la línea Alicante-Murcia y la estación del AVE de Elche se encuentran en la fase previa para obtener la Declaración de Impacto Ambiental.

El Ministerio de Fomento envió en julio a la Dirección General de Evaluación Ambiental el proyecto con el que pretende conectar el aeropuerto de Alicante-Elche con la estación del AVE de Alicante y la futura de Matola en una primera fase, con un coste de unos 85 millones de euros, la mitad del presupuesto de la primitiva variante de Torrellano, que se descartó en 2010, cuando la crisis económica era ya un hecho.

La intención de Fomento es construir un ramal de la actual línea de cercanías en el entorno del polígono de Agua Amarga, donde el tren girará por una vía de unos 1.200 metros de longitud para llegar soterrado a la terminal, donde ya existe el hueco. El aeropuerto lleva esperando esta infraestructura desde hace 18 años, cuando en 2000 superó la barrera de los seis millones de pasajeros al año, cifra a partir de la cual la UE considera que los aeródromos deben tener conexión con el ferrocarril.

Los ecologistas no ven impedimento ambiental al proyecto, pero alertan de que se aplaza el objetivo de retirar las vías del tren de la primera línea de costa en San Gabriel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook