15 de abril de 2018
15.04.2018
Ejército

Armada en Cartagena: Guerreros con aletas

El Centro de Buceo es la casa de los militares que combaten bajo el mar

16.04.2018 | 21:52
Armada en Cartagena: Guerreros con aletas
Los militares del Centro de Buceo de la Armada realizan ejercicios a diario para simular posibles situaciones

Ya están probando nuevos equipos para llegar de forma autónoma a 80 metros de profundidad y utilizan robots que alcanzan los 900 metros

El Centro de Buceo de la Armada (CBA), ubicado en la Estación Naval de La Algameca (Cartagena), está operativo los 365 días del año para atender cualquier circunstancia que se produzca bajo el mar. Así, los militares que integran este destino se preparan a diario para afrontar tanto situaciones de combate como de reparación de buques en las profundidades marinas. Hasta ahora, los submarinistas se sumergen de forma autónoma hasta 55 metros, pero ya están probando nuevos equipos que les permiten alcanzar los 80 metros. En total, el equipo humano del Centro de Buceo, el único que posee la Armada en todo el territorio español, está formado por unos 80 militares. Entre ellos hay buceadores, químicos, médicos y mecánicos.

Además de los medios humanos, el CBA cuenta con vehículos controlados remotamente que son capaces de llegar donde no pueden ir los humanos. Así, estos artilugios alcanzan un máximo de 900 metros de profundidad. Esta misma semana, en uno de los numerosos ejercicios de adiestramiento que se realizan en La Algameca, los submarinistas utilizaron uno de estos aparatos durante un simulacro en el que tenían que atajar una fuga en el mar de productos químicos procedentes de un barco. Para este ejercicio en concreto, se envió primero al robot para evaluar el alcance y la composición de los productos que habían caído al agua. Los militares llaman al aparato perro, de forma coloquial. Una vez que el perro tomó los datos, uno de los submarinistas procedió a sumergirse en el mar para tapar esta fuga.

Para ello, suelen utilizar parches magnéticos de grandes dimensiones que se adhieren al casco del barco. Al ser un ejercicio en el que existen productos tóxicos, el submarinista que se sumerge lleva un traje seco y un casco especial que le protege de entrar en contacto con esta sustancia. A través del casco, éste tiene contacto por radio con una embarcación nodriza, que, a su vez, puede ver desde la superficie lo que el submarinista está contemplando bajo el mar, gracias a una cámara que tiene en el frontal de su casco. Pero el buceador no es el único que lleva una protección especial, ya que la tripulación del barco también porta consigo equipamientos y máscaras especiales, similares a las de gas, ya que la contaminación en este tipo de situaciones también está presente en el aire que se respira.

Este ejercicio en el que los militares taponaron la fuga de material contaminante de un barco les sirve para estar alerta ante cualquier accidente que se pueda producir en la dársena de Escombreras, situada a pocos minutos del CBA y donde llegan miles de cargueros a lo largo del año. Para cumplir este cometido, los militares tienen todo el material listo para llegar en menos de 24 horas al lugar de la emergencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Premios Empresariales

 

Premios InnoBankia

Inscribe a tu empresa a los Premios Empresariales organizados por Prensa Ibérica, La Opinión y Bankia. Hasta el 20 de noviembre para apuntarte. Inscripción y bases en la web www.premiosinnobankia.com/murcia/

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp