A falta de un mes para las elecciones municipales, el Gobierno local, con Noelia Arroyo a la cabeza, sigue ultimando detalles de grandes proyectos que ha anunciado durante la legislatura. Es el caso de la transformación de la bocana de Cabo de Palos que, si todo marcha según lo previsto, empezará a hacerse este mismo año.

El proyecto, que pretende convertir este enclave en un reclamo turístico de la localidad pesquera y del municipio, ya está terminado y se llevará para su aprobación a la próxima Junta de Gobierno, según han confirmado a La Opinión fuentes municipales. A partir de ese momento se comenzará a tramitar su licitación, «lo que llevará en torno a dos meses», de modo que la obra pueda estar adjudicada de cara a verano. En cualquier caso, desde el Gobierno local han querido dejar claro que los trabajos no comenzarán «hasta después del verano», para evitar molestias en temporada alta. El plazo de ejecución es de cuatro meses, por lo que la actuación debería estar terminada, si todo marcha según lo previsto, a principios de 2024.

La iniciativa fue ideada por los propios empresarios del pueblo y transformará el espigón en una plaza diáfana, con poco mobiliario urbano, que hará de punto de reunión de vecinos y turistas, y de lugar para acoger la celebración de eventos. Para ello, se dispondrá una grada, que servirá de mirador hacia el mar y el pueblo y que también podrá servir a modo de anfiteatro. Además, se colocará un gran letrero de Cabo de Palos.

La rehabilitación de la batería de San Leandro se iniciará  en época estival

La rehabilitación de la batería de San Leandro, para destinarla a un uso turístico, es otro de los proyectos enmarcados dentro del Plan de Sostenibilidad Turística del Gobierno local cuyas obras comenzarán este mismo año. El proyecto saldrá a contratación «antes de dos semanas», ha asegurado la alcaldesa, Noelia Arroyo, de modo que la actuación de esta rehabilitación sostenible y restauración paisajística del entorno comenzará «durante el verano».


Otras iniciativas en marcha

Además, el Ayuntamiento va a ejecutar otra serie de proyectos con los 4 millones de euros de fondos europeos del Plan de Sostenibilidad Turística en destino. Uno de ellos es el del Parque Torres, para el que se ha elaborado un proyecto de accesibilidad que permitirá un itinerario adaptado completo. «La segunda parte del proyecto es el de la recuperación del restaurante y la creación de un ascensor integrado para acceder a la parte alta del auditorio y al restaurante», según ha explicado Arroyo.

También está en exposición pública para su aprobación por la Demarcación de Costas del Estado el paseo ecológico entre Playa Honda y el camping Villas Caravaning.

El plan también contempla la iluminación monumental del Cerro de el Molinete, además de completar la iluminación monumental del Parque Torres, que ya empezó por el castillo de la Concepción, así como la mejora de la movilidad sostenible del Cerro de la Concepción, que «está pendiente de una autorización de Cultura», aseguran fuentes municipales.