El Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena dispondrá progresivamente en distintos servicios de los hospitales Santa Lucía y Rosell, y a partir del mes de noviembre, de unos quioscos digitales que permitirán a los pacientes identificarse al llegar a los recintos hospitalarios y agilizar sus gestiones.

Estas máquinas, que ya se han instalado en el resto de hospitales del Servicio Murciano de Salud (SMS), se integran dentro de una iniciativa más ambiciosa, el ‘Proyecto Senda’, por el que el SMS mejora la gestión de esperas y la información de los pacientes en los recintos hospitalarios y ofrece un asistente virtual integrado en el Portal del Paciente, la aplicación ‘Salomé’, que hace más fácil su experiencia en el hospital.

Así, está previsto que estos puntos de información o quioscos se ubiquen primero, a partir del 10 de noviembre, en los servicios de Urgencias de Pediatría y  Ginecología-Obstetricia del Hospital Santa Lucía. Unos días más tarde se incorporarán los servicios de Radiodiagnóstico del complejo hospitalario de Cartagena para culminar con los servicios de Urgencias del Hospital Santa Lucía y Rosell y los de Consultas externas de ambos hospitales.

Cuando el paciente acuda al hospital Santa Lucía o Rosell, se podrá dirigir a alguno de los puntos de información o quioscos instalados donde, tras identificarse con su tarjeta sanitaria, documento nacional de identidad (DNI) o código de barras de la cita, obtendrá un ticket con un código.

El punto de información sirve también para imprimir justificantes tras las citas con especialistas

Una vez obtenido el código, el paciente se dirigirá a la sala de espera correspondiente y podrá esperar a que aparezca su identificador en la pantalla informativa. Tras su consulta con el especialista, el paciente podrá volver al quiosco e imprimir un justificante de su cita.

Este sistema supone igualmente ventajas para el profesional ya que éste podrá visualizar desde su ordenador si el paciente está presente, si ya ha confirmado su asistencia al centro, si se le ha dado una cita imprevista en el mostrador o si se le ha avisado para su entrada en consulta.

Para que funcione adecuadamente, el paciente tiene que estar dado de alta en la plataforma Portal del Paciente.