Al igual que el 2021 se ha convertido en el año de Isaac Peral con la celebración del 170 aniversario de su nacimiento, la rehabilitación de su vivienda y la puesta a flote de un moderno submarino con el nombre del inventor, el 2023 se celebrará en Cartagena el año de su patrona: la Virgen de la Caridad. Así lo anunció este lunes la alcaldesa, Noelia Arroyo, junto al hermano mayor del Santo y Real Hospital de Caridad, José Vera. La propuesta, impulsada por Arroyo, pretende conmemorar sus tres siglos de presencia en Cartagena y el centenario de su coronación.

Pero, además de para honrar a la patrona, la alcaldesa pretende que la celebración sirva también para conseguir fondos y culminar la restauración de la Basílica de la Caridad, que actualmente permanece en obras y que necesita un impulso económico para poder finalizar los trabajos.

El Hospital de la Caridad terminará en octubre de pagar el préstamo de 1,8 millones de euros que solicitaron para comenzar con la obra. Ahora han solicitado un nuevo crédito de un millón de euros más para continuar con la restauración, indica el hermano mayor.

Aún así, el presupuesto inicial, estimado en 3,8 millones de euros contemplaba la estructura, pero no algunos elementos que también necesitaban un lavado de cara y que son «gastos con los que no se contaba en un primer momento», explicó Vera. «Solamente la restauración de las 16 vidrieras, que están en un taller en Málaga en estos momentos, ya ha costado 42.000 euros», indicó el hermano mayor.

Según los cálculos del Hospital de la Caridad, aún faltaría cerca de 1,8 millones de euros más. Vera confía en que las Administraciones y los inversores privados se interesen en que la casa de la Patrona esté lista para su año, aunque la celebración del 2023 también contempla actividades y eventos en beneficios del Santo y Real Hospital de la Caridad que, en caso de que el dinero necesario no hubiese llegado, servirían para terminar la rehabilitación. Aún así, de un modo u otro, confían en que la celebración del año de la Patrona servirá para poder culminar las obras en la Basílica de la Caridad. Además, el Ayuntamiento solicitará el 1,5% del IVA cultural para el templo.

La alcaldesa propuso al hermano mayor crear una comisión mixta formada por el Ayuntamiento, el Hospital de Caridad, el Consejo de Cronistas y el Obispado, que trabaje durante el año que viene en la preparación de los actos y organizando eventos en beneficio de la restauración de la Basílica. Arroyo aprovechó su visita a la Basílica para hacer la ofrenda a la Patrona que no pudo realizar tras su toma de posesión por las obras.