Vecinos de Cartagena en contra de la tala de la pinada Cuatro Picos llevan concentrados desde las ocho de la mañana del día de hoy para intentar frenar los primeros pasos de las obras. A pesar de su presencia, sus pancartas y gritos, la pala excavadora ha comenzado a arrancar los primeros pinos causando incluso el llanto de impotencia de algunos manifestantes.

Los vecinos de la zona, en su mayoría del Barrio de la Concepción, dieron ayer la voz de alarma al ver que comenzaban las obras de construcción de una urbanización de lujo en la pinada de Cuatro Picos y se concentraron una treintena frente a la puerta de acceso y llamaron a Policía Local para que revisara los permisos de licencia de la obra. Policía Local informa de que no vieron nada irregular o incompleto ya que la empresa cuenta con toda la documentación y licencias en orden y que ayer solo estaba haciendo acopio de materiales y por eso no avanzaron en las obras.

Arrancan los primeros árboles de la pinada Cuatro Picos L. O.

Hoy, sobre las seis de la mañana, las tareas de desbroce y preparación de terreno para su edificación se han retomado y con esta la concentración de unos cuarenta vecinos a las ocho de la mañana. En esta ocasión, se han personado dentro del recinto junto a la excavadora y han llamado a Policía Local y Nacional para intentar impedir la edificación en este paraje, ya que supone la tala de unos cuarenta árboles.

Una edificación que dispone de licencia

La promotora malagueña HOLPROCUMA SL, encargada de la construcción de chalets de lujo en el paraje Cuatro Picos dispone de licencia. Urbanismo otorgó la licencia de obra a la promotora el 3 de junio. Aún así, la vicealaldesa y concejala de Urbanismo, Ana Belén Castejón, acompañada de la coordinadora del Área de Urbanismo, Ángeles López, se reunió el viernes pasado con el promotor de la parcela para ofrecerle diversas parcelas municipales como permuta tal y como habían solicitado los vecinos y como se había acordado en el Pleno del Ayuntamiento, según informaron fuentes municipales. Una opción que desestimó. «Hemos hecho todo lo que está en nuestras manos y hemos logrado arrancarle el compromiso de que adoptarán las medidas compensatorias necesarias para paliar la retirada de los árboles, que en ningún caso serán los de gran porte», añade la edil.

Los vecinos harán todo lo posible para salvar esta zona verde de paso de numerosos animales y enclave para la migración de aves.